El cine indie esta de vuelta en España de la mano de la plataforma de streaming Filmin . En un comienzo el festival Sundance era el nucleo donde todos los nuevos directores independientes eran atraídos para estrenar sus pelis, muchas las cuales huían de los cánones impuestos por Hollywood. Actualemente ese espíritu esta casi muerto, pero por suerte se recupera gracias a Internet.

La verdad es que la etiqueta indie es un gancho para atraer a hipster. Para muchos esta casi muerta y se ha visto pervertida desde hace años. Aunque hay que destacar que en los últimos años algunos directores ‘gringos’ mantienen viva esa llama. Todavía florecen generaciones de cineastas que no se arrodillan ante la industria con proyectos muy personales, rodados con presupuestos escasos y con una libertad radical.

Por eso, Filmin estrena Back to Indie y recupera las películas de autores como Rick Alverson, Joel Potrykus o Alexandre Rockwell. Como también presenta las propuestas más intimistas de Joe Swanberg (uno de los padres del mumblecore), y de Sophia Takal.

Asimismo, veremos a Lynn Shelton (“Mad Men”, “GLOW”, “Shameless”, “New Girl” y “The Mindy Project”), fallecida el pasado 16 de mayo y a quien Filmin dedica el ciclo Back To Indie, que es un regreso al corazón del cine independiente norteamericano.

DOS PELIS DE CULTO DAN INICIO A CICLO DE CINE INDIE

El ciclo Back to Indie arranca el próximo viernes 12 de junio con las películas de tres talentosos directores. Primero veremos la peli de la pareja cómica formada por Dawn Luebbe y Jocelyn DeBoer que presentan “Greener Grass“, un filme al estilo Lynch pero más bizarro. Luego veremos la obra de Patrick Wang, de quien se estrenan tres películas, destacando The Bread Factory 1 y 2 .

Green Grass :

Una de las experiencias cinematográficas más radicales que vivirás este año. La cara más absurda y delirante del sueño americano, ahora convertido en una pesadilla altamente estilizada que nos llevará por los caminos del humor absurdo y surrealista de David Lynch, el sadismo de Todd Solondz y el desfase estético de John Waters.

The Brad Factory 1 y 2:

En la línea estética de Wes Anderson, esta comedia relata con acidez y cercanía los procesos de gentrificación que atraviesa una pequeña comunidad cuando una pareja de artistas chinos decide abrir un enorme complejo que cambia por completo la fisonomía del pueblo.