La poeta y rapera Laura Sam y el músico Juan Escribano (ex-We Are Standard) han lanzado un disco minimalista lleno de poesía comprometida y samples contenidos, que se transforman a medida que avanzan los temas.

El álbum se llama: «La voz en contra». Con este trabajo, el dúo tiene programadas actuaciones teloneando al cantautor Nacho Vegas. Asimismo este verano se presentarán en varios grandes festivales de España, destacando su presencia en el Bilbao BBK Live Fest.

Desde el primer tema ‘Algoritmo’, un discurso crítico donde se cuestiona el poder de la imagen en tiempos de redes sociales, se avisa que ‘La voz en contra’ es una apuesta arriegada: voz, poesía y beats sopesados, psicodélicos. Es que en un mundo donde todo se crea con rapidez y debe generar adrenalina, la rabia de las letras de Laura Sam y la sutileza musical de Juan Escribano, nos llevan por el camino contrario: acción sin prisa pero sin pausa

En 2021 ambos músicos publicaron los tres primeros sencillos que adelantaban lo que se venía. Primero salió en redes sociales: ‘Nadie nada’ , una esperanzadora canción para encontrar la luz al final del túnel. Luego siguió ‘Búnker’: un puñetazo, un golpe sobre la mesa, que quiere ser un canto generacional.

Destaca también ‘España‘ una canción que evoca un país con un panorama político desolado y víctima de sí mismo.

Escucha aquí todo el disco de Laura Sam y Escribano

Por su parte, la rapera Laura Sam es artista plástica y escribe poesía, la que expresa a voz abierta sin miedos, con rimas potentes, lo que le ha permitido ganar mucho respeto en un medio masculino. También ha sido invitada por el rapero Kase.O en sus conciertos donde lo ha «petado». En tanto, Juan Escribano era parte de la banda de Bilbao We Are Standard. Luego ha trabajado como compositor, arreglista, productor, guitarrista, teclista y corista.

En definitiva, ‘La voz en contra’ es un trabajo que hay que escuchar varias veces para entenderlo. Especialmente porque no tiene sonidos pops pegadizos, esa fórmula que siempre nos han vendido, lo fácil.

Sin embargo, Laura y Juan nos regalan canciones intensas, con muchos espacios acústicos, donde se descubren letras explosivas, críticas y detalles sonoros bien trabajados.

El Lp es ideal para quienes gusten de la fiereza del rap y el sonido envolvente de la electrónica. Pero ojo, no pertenece a ningún un género concreto.