El Teatro Real de Madrid vuelve a tener dentro de su programación 23-24 la reconocida ópera Rigoletto de Giuseppe Verdi. La obra se estrenará el 2 de diciembre bajo ABAO Bilbao Ópera y el Teatro de la Maestranza de Sevilla.

En total se ofrecerán 22 funciones, hasta el 2 de enero de 2024, así que no te la pierdas.

Por su parte, Miguel del Arco, responsable de la puesta en escena, declaró que la producción indaga en la angulosa personalidad del personaje maltratador. De esta manera la obra se convierte en un descorazonador retrato de nuestra sociedad actual, complaciente con las actitudes más crueles y falsas. Pero es también un conmovedor estudio sobre el amor paternofilial.

Las voces serán de Javier Camarena, Xabier Anduaga, Ludovic Tézier, Adela Zaharia y Julie Fuch. La dirección musical es de Nicola Luisotti y Christoph Koncz desde 18, 26, 29 dic; 2 ene.

La historia del estreno de ‘Rigoletto’ en el Teatro de La Fenice, en 1851, tuvo varios problemas con la censura veneciana. Era considerada inmoral y obscena, ya que mostraba una visión de la vida cortesana patente en el libreto de Francesco Maria Piave a partir de ‘Le Roi s’amuse’ de Victor Hugo.

La obra de Víctor Hugo representaba a un rey (Francisco I de Francia) como un seductor cínico e inmoral, algo que resultaba inaceptable en la Europa de la Restauración posterior a las guerras napoleónicas. Especialmente se quería censurar al protagonista perverso, que desenmascara la podredumbre de una sociedad corrupta y degenerada, que él mismo encarna.

La trama de la ópera se centra en la maldición que lanza el Conde de Monterone a Rigoletto por burlarse de la deshonra de su hija. Esta premonición será el tormento del bufón y el preludio de su desgracia. ¿Cuál? pues su hija, la inocente Gilda, que él aísla y protege, será seducida po el libertino Duque de Mantua, y raptada por los cortesanos.

Drama musical con tintes shakespearianos

Programación Teatro Real de Madrid: rueda de prensa Rigoletto

La partitura tiene una grandísima intensidad dramática, unidad estructural y una genial escritura musical, capaz de describir con impresionante concisión y belleza, la complejidad de los personajes. Además desarrolla una trama, que transcurre con tensión y fluidez desde el primer al último compás.

Rigoletto nos muestra que la sed de poder crea monstruos que generan una sociedad servil y gregaria que normaliza las situaciones más atroces, aceptando y escondiendo la crueldad, la humillación, y la violencia. Solamente el amor podrá enfrentarse a la deshumanización del alma.

En definitiva Teatro Real de Madrid estrena una renovada obra que nos muestra una desalentadora e inquietante visión de nuestra sociedad. Esa que sigue confrontándonos con lo más oscuro de nuestras almas.