La última y más personal película del director italiano Paolo Sorrentino que narra la historia de un chico, Fabietto Schisa, en el turbulento Nápoles de los años ochenta, Fue la mano de Dios, llega a los cines de España el 3 de diciembre. A Netflix a partir del 15 de diciembre.

Sorrentino se ha basado en su propia vida para recordar a su familia napolitana. Es un guion lleno de momentos felices, pero también de angustia, de recuerdos trágicos, de la infancia perdida y a la vez, de liberación.

Si bien Sorrentino nos presenta una comedia muy a la italiana, familiar, con muchas bromas, personajes pintorescos, guiños al cine de Fellini y de fondo la llegada de Maradona al club Napoli, un suceso cambiará el filme de forma dramática.

¿Por qué? El domingo 5 de abril de 1987 mientras Sorrentino con 17 años veía al club de sus amores jugando con Diego Maradona de líder en la Toscana con el Empoli, sus padres sufren un accidente en la casa de la montaña. Sin querer Diego se convertirá en un personaje divino que salva a Paolo de un destino fatal. Este-hecho, a la vez, le obliga a madurar antes de tiempo y luego será caldo de cultivo para convertirse en cineasta.

El filme Fue la mano de Dios, nominadoa a los Oscar, está protagonizada por grandes actores italianos que nos entretienen en casi dos horas de metraje. Destacan el protagonista Filippo Scotti, el gran Toni Servillo, Teresa Saponangelo, Marlon Joubert, Luisa Ranieri y Carpentieri Renato.

Mira a quí el trailer

Sinopsis ‘Fue la Mano de dios ‘

Década de 1980. Fabietto Schisa, de 17 años, no es más que un torpe adolescente italiano que intenta encontrar su lugar de no ser por una increíble familia que ama la vida y disfruta con las travesuras.

Sin embargo un par de acontecimientos lo alterarán todo. Por un lado, la llegada triunfal a Nápoles de una leyenda divina del deporte: Maradona, el exitoso ídolo futbolístico que fascina tanto a Fabietto como a toda la conflictiva ciudad y les hace sentir un orgullo que antes parecía imposible.

Y por otro, un accidente inconcebible que destrozará la vida de Fabietto y marcará su futuro. Aparentemente salvado por Maradona, tocado por la casualidad o por la mano de Dios, Fabietto lucha con la naturaleza del destino. Y con la confusión de la pérdida y la embriagadora libertad de estar vivo.