El compositor, así le gustaba que le llamasen a Frank Zappa – Movie -, también guitarrista y cineasta norteamericano dejó un legado de más de 70 discos y un libro en inglés llamado The Real Book. En sus páginas resume sus memorias como su pensamiento político – cultural.

Ahora su autobiografía se publica traducida al castellano, 25 años después. Esto ha sido posible gracias a dos periodistas valencianos: Manuel de la Fuente y Vicente Forés. Sinceramente es un libro que, sin duda, no debe faltar en ninguna biblioteca del mundo por su lucidez e interesantes historias.

Emilio Leighton V / entrevista publicada en la revista chilena Rockaxis el 14 de noviembre de 2014

Las memorias del hombre, con bigote raro y que se definía como un iconoclasta, se llaman ‘The Real Frank Zappa Book’ (escrito por Zappa y el periodista Peter Occhiogrosso en 1989 ).

En estas páginas, el músico-compositor intenta aclarar todas las mentiras que se han dicho de su vida, obra y arte. Una de ellas era que Zappa había “comido mierda arriba del escenario”. Sí, las leyendas son muy malas, no lo duden.

Sus páginas (que se devoran sin parar) van más allá y nos desvelan también en primera persona sus ideas políticas, sociales y musicales. Zappa nos lleva en un viaje al pasado: a su vida en la California hippie, a su lucha a favor de la libertad de creación y expresión contra una administración Reagan cada vez más paranoica. Nos explica porque critica a la sociedad del éxito y porque ‘NO’ debemos confiar en una discográfica.

La historia se afronta con una visión lúcida, irónica, incluso sarcástica, que en cierto sentido se mantiene muy actual en nuestros tiempos ya que mucho no ha cambiado desde entonces, salvo por la entrada de la poderosa Internet a los hogares.

Pese a que el libro de Zappa tuvo un montón de críticas favorables en EE.UU y alrededor del mundo en su primera publicación, ninguna editorial de la península se la había jugado por publicarlo en español. Hasta que una de Barcelona, Malpaso, se puso en marcha con el proyecto.

Y la alegría llegó tras 25 años. Fue el 22 de octubre de 2016 cuando se publicó en España ‘La verdadera historia de Frank Zappa. Memorias’, gracias a dos periodistas y profesores valencianos, Manuel de la Fuente y Vicente Forés.

Rockaxis conversó con Manuel de la Fuente, uno de los cerebros de esta operación, quien ha publicado en años anteriores: ‘Zappa en el infierno: El rock como movilización para la disidencia política (Biblioteca Otras Eutopïas)’. En él se analizan las respuestas que ofrece la obra de Zappa a los distintos estamentos del Reaganismo en un recorrido que culmina a finales de los años 80.

De la Fuente es doctor en Comunicación Audiovisual y profesor en la Universidad de Valencia. Y ha trabajado como periodista en diversos medios como el diario web musical ‘Efe Eme’ y en ‘El País’. Sus investigaciones siempre se centran en las implicaciones políticas de la industria cultural.

El trailer de la nueva película Frank Zappa – Movie, músico y compositor, puedes verla aquí

Nueva película sobre la vida de Frank Zappa -Movie del director Alex Winter con el beneplácito de la famlia Zappa.

Conversamos con Manuel de la Fuente sobre las memorias de Frank Zappa

¿Cómo nació la idea de hacer este tremendo trabajo? ¿Te despertaste un día y comenzaste a traducirlo?

Manuel de la Fuente: Nos llamó la atención que la autobiografía de Frank Zappa no estuviese editada en español y sí en francés, italiano, alemán, húngaro, checo, polaco, ruso, lituano, hebreo y japonés. No tenía demasiado sentido porque Zappa cuenta con muchos seguidores en el mundo hispano y se trata de un texto fundamental para conocer su pensamiento y método de trabajo. Pero sobre todo vimos que es un libro que mantiene en la actualidad toda su vigencia para pensar en diversos asuntos de nuestra sociedad.

¿Qué condiciones puso la mujer de Zappa, Gail? Se sabe que ella es muy recelosa de la obra y derechos de Zappa y ha tenido ‘choques’ con los ex músicos de Zappa porque están girando con la música del guitarrista? Frank Zappa Movie

MDLF: Su mayor preocupación era la fidelidad al texto y que se transmitiese de manera óptima todo lo que expresaba en el libro ya que su principal dedicación es conservar y dar a conocer el legado de Frank Zappa. No se trata tanto de recelo como de interés en que la edición fuese muy cuidada puesto que se ha abusado en muchas partes del uso de la música de Zappa sin la retribución de los correspondientes derechos de autor.

Claro, estamos en un momento donde crece el todo gratuito, sobre todo en cultura…

MDLF: El problema es que se ha generalizado una idea muy perversa, la de que la cultura ha de ser gratuita aún a costa de los productores culturales. En realidad, es una idea de derechas que pretende acabar con las estructuras de producción cultural. La cultura tiene que ser pública, y puede que incluso gratuita o barata para el usuario, pero no gratuita para el productor porque entonces la cultura desaparece.

En Francia y Estados Unidos, por ejemplo, cuando se subvenciona una película a nadie se le ocurre no pagarle al director que la realiza o a los actores que la interpretan porque el beneficio del usuario no tiene que suponer un perjuicio para el productor. Es más, cuanto mejor se le pague a quien produce la cultura, mayor será el beneficio para el usuario porque el producto (el disco, el libro o la película) tendrá una mejor factura y calidad.

Ésa es la idea que defiende Gail Zappa: que para que la gente siga disfrutando de la música de su marido. Para que se sigan publicando discos con nuevo material, se tienen que vender discos y se tienen que pagar los derechos que contemplan las leyes sobre propiedad intelectual.

Otro tema será que las grandes compañías de música hayan abusado en el pasado con los precios y las comisiones. Pero aquí pagan justos por pecadores porque ni Frank ni Gail Zappa participaron del abuso ya que la gestión de su legado se realiza a través de una empresa familiar, no una multinacional.

-Leí el libro y la traducción que han hecho es genial, me reí mucho con las historias de Zappa y es muy fiel al libro original en inglés. Tiene ritmo, sentido. ¿Qué fue lo más difícil del proceso de traducción? (Frank Zappa Movie)

MDLF: Para traducir hay que asumir que lo importante no es trasladar las palabras sino los sentidos. En España, ha habido mucha contaminación en los textos sobre música rock con los calcos del inglés. Durante años hemos leído que “Rock around the clock” significa “Rock alrededor del reloj” y cosas de ese estilo.

Aparte de superar estos tics, queríamos que se mantuviese el sentido del humor, el estilo directo y ese ritmo que usaba Zappa al escribir. Nos propusimos, en definitiva, que fuese la edición más fiel de las que se han hecho, incluso en el aspecto visual.

Es la única edición que respeta las ilustraciones del libro original así como todos los caracteres y marcas tipográficas (mayúsculas, subrayados, negritas, cursivas y sangrías). El objetivo era trasladar al lector la sensación de que Zappa había escrito el texto en castellano.

-Ustedes son muy fanáticos de Zappa. Porqué sólo un real seguidor haría esto por él. ¿Cómo defines a Zappa desde tu universo? No me redactes por favor la definición del Dow Jones o de la agencia EFE.

MDLF: Fue una de las mentes más lúcidas de la cultura popular del siglo XX. Fue siempre consciente de que los músicos, escritores y cineastas tienen que usar su música, su literatura y su cine para cambiar la sociedad y que quienes no lo hacen no son más que elementos al servicio del status quo. Es decir, responsables también de la corrupción política y ética.

Quien calla, otorga, y Zappa siempre tuvo muy claro que tenía que utilizar los elementos de expresión a su alcance para concienciar a la población de los abusos del poder. Sabía que la mejor receta contra esos abusos está en promover la educación y la libertad de expresión. Era su gran obsesión, como reconocen todos los que le trataron de cerca.

-Es increíble lo que logró Zappa durante su carrera musical. Pese al intento de las discográficas, el Estado conservador de Reagan, no pudieron hundirlo musical ni económicamente. Además, Zappa pudo movilizar a sus fans para que compraran sus discos no comerciales y pudo vivir de su música. ¿qué destacarías de la actitud de Zappa?

MDLF:: Creo que uno de sus momentos culminantes fue su intervención en el senado norteamericano en 1985 para defender la libertad de expresión frente a los ataques de la clase política para censurar la creación artística. En el libro recoge su comparecencia y el contexto de aquella historia. Es un momento crítico en la historia cultural contemporánea, similar al maccarthismo en los años 50.

Hablé con Dweezil, su hijo, en Madrid durante la gira de Zappa plays Zappa y conversamos mucho sobre la imagen de bufón que tenían en USA de Frank. En Europa y Latinoamérica es un ejemplo de libertad, autogestión y claridad política. ¿Crees que en algún momento Zappa renegó de su país? o ¿se sintió un incomprendido al sacar las cuentas finales antes de fallecer de cáncer?

MDLF: Frank Zappa era un patriota, amaba a su país y decía que Estados Unidos era el mejor lugar para vivir. Sabía que ser patriota significa criticar aquellos aspectos de tu país que hay que arreglar, además de señalar a los responsables políticos de los problemas que existen.

Eso es lo que hacen los patriotas, luchar para que su país mejore, para que se avance en lo social y todos los ciudadanos tengan acceso a la educación y a la sanidad. Lo otro no es patriotismo, es patrioterismo rancio, que es lo que hacen los republicanos y los políticos de extrema derecha a los que Zappa señaló sin cesar.

¿Cuál es el disco que más te gusta de Zappa y cuál es el que resume la esencia de Frank ?

MDLF: Normalmente se destaca su obra de los años 70. Creo que también hay que poner el foco en su madurez artística, en la década de 1980. Hay tres discos imprescindibles que dialogan entre sí: Joe’s Garage (1979), una alegoría terrible en la que se describe una sociedad en la que se prohíbe la música.

You Are What You Is (1981), en el que analiza la cultura del enriquecimiento rápido impuesta por Ronald Reagan y los nexos entre los republicanos y la extrema derecha empresarial; y Broadway the Hard Way (1988), un resumen demoledor de la reestructuración social de la “revolución conservadora” de Reagan.

Son tres discos que explican muy bien la emergencia del neoliberalismo que padecemos en la actualidad: en el primero vaticina su llegada, en el segundo describe sus prácticas, y en el tercero concluye que la ciudadanía tiene que despertar porque el poder político ha quedado en manos de las grandes corporaciones, que los políticos van y vienen pero que los hilos los manejan otros. Siguen siendo tres obras inauditas y totalmente vigentes.

Hablaste con Gail Zappa con ocasión del estreno de la obra teatral ‘200 Motels’ en Londres, ¿es verdad que quiere publicar las obras que realizó Zappa en Synclavier?

MDLF : Según nos ha ido contando, tiene multitud de proyectos y sí, también se incluirán las piezas de Synclavier.

zappa
Memorias Frank Zappa Movie en español

Extractos de autobiografía de Frank Zappa

Frank Zappa opina en el libro sobre…

Los músicos de rock:

Hay un montón de razones por las que a los músicos les gusta tocar un solo en un concierto, pero, en el rock and roll, el motivo habitual es conseguir ‘la gran mamada’. Una manera de aparentar que eres lo más grande del mundo mundial cuando tocas tu gran solo es terminar el solo subiendo la escala, agarrando esa última nota y repitiéndola lo más rápido posible. La declaración es igual con cualquier instrumento: “¡Oh, me estoy corriendo!” (pág. 169)

Periodistas musicales:

Ellos deciden si un grupo es ‘bueno’ tras escuchar un par de cortes del primer álbum. Si el segundo disco es ‘diferente’, entonces escriben que el grupo la está cagando porque no es ‘consistente’. La prensa del rock manda a los músicos el mensaje de que deben mantenerse dentro de su molde: “No cambies. Si cambias, diremos que tu nuevo disco es una mierda”.

Luego llega el de la compañía de discos, que no sabe absolutamente nada de música (sólo lo que lee en el Rolling Stone), mira la reseña y piensa: “Este grupo está muerto, metamos la pasta en el siguiente”. Sin embargo, el chaval que escucha el disco puede llegar a decidir por sí mismo y decir: “Que os den por culo, a mí me gusta” (pág. 225)

Canciones de amor:

Lo que me parece muy cínico en algunas canciones de rock and roll (especialmente hoy en día) es la manera como dicen “hagamos el amor”. ¿Qué especie de repipi de mierda habla así en el mundo real? Habría que decir “vamos a follar”, o por lo menos, “vamos a puntos suspensivos, pero hay que decir “hagamos el amor” para salir en la radio. Esto crea una corrupción semántica al modificar el contexto en el que se usa la palabra ‘amor’ en la canción (pág. 90)

Drogas:

Los estadounidenses toman drogas como si el consumo les otorgara una ‘licencia especial’ para ser memos. No importa la atrocidad en la que se haya participado la noche anterior porque se puede disculpar de inmediato diciendo que se estaba ‘colocado’ en el instante de cometerla (pág. 229)

…y su prohibición:

La prohibición del alcohol nos dio a Eliot Ness. La prohibición de las drogas nos ha dado a Nancy Reagan, George Bush, Manuel Noriega, Oliver North, los alegres colegas del cartel de Medellín y, por supuesto, los distribuidores locales en los patios de los colegios (pág. 323-324)

la estupidez:

Algunos científicos sostienen que el hidrógeno, por su abundancia, es el componente básico del universo. Yo discrepo. Afirmo que existe menos hidrógeno que estupidez y que ésta es el componente básico del universo […]. Me parece que los norteamericanos muestran en los años ochenta un increíble deseo de abrazar el fascismo, en especial si se les presenta en una bandeja de televisión llena de globitos y banderitas (pág. 239)

el American way of life:

Si tu vida acaba siendo triste y aburrida porque le hiciste caso a tu madre, a tu padre, al cura, a uno de la tele, a alguna de las personas que te dicen cómo ir por ahí, entonces te lo mereces. Si quieres ser imbécil, sé imbécil, pero no esperes que la gente te respete: un imbécil es un imbécil (pág. 233)

Sobre la enseñanza:

Mi mejor consejo para quien quiera criar a un niño feliz y mentalmente sano es: Mantenlo o mantenla lo más alejado que puedas de la iglesia. Los niños son inocentes, se fían de todos. La escuela ya es mala, pero si colocas a un niño en las proximidades de una iglesia te estás buscando problemas. (pág. 259)

y el sistema educativo estadounidense:

Nuestro sistema escolar prepara a los jóvenes para que sean ignorantes con estilo: ignorantes funcionales. No se prepara a los estudiantes para que manejen instrumentos como la lógica. No se les dan criterios con los que discriminar entre lo bueno y lo malo en cualquier producto o situación. Están listos y preparados para funcionar como compradores autómatas de los productos y conceptos ofrecidos por un complejo militar-industrial multinacional que necesita un Mundo de Bobos para sobrevivir (pág. 241)

los líderes religiosos:

Quien vaya por ahí agitando un libro (o panfleto) y diciendo que en él se encuentra trazado el Camino de la Virtud es (por lo menos) un capullo o (mucho más probable) un fanático en el sentido clínico de la palabra (pág. 293)

el legado de Ronald Reagan:

¿Se ha hecho imposible gobernar Estados Unidos mediante la razón o la lógica? Norteamérica ha visto, con Reagan, el ascenso del gobierno basado en el engaño, el miedo, la desinformación y la superstición (pág. 323)

  • No creo que nuestro presidente sea honrado. – No creo que esté rodeado de gente honrada. No creo que la mayoría de los congresistas o senadores sean honrados. – No creo que la mayoría de los empresarios sean honrados. Les hemos permitido a todos que se salgan con la suya porque no tenemos la honradez necesaria para reconocer el hecho de que un puñado de gente muy mala nos ‘controla y manipula’ (pág. 208)

la democracia norteamericana:

A los norteamericanos les gusta hablar (o que les hablen) de democracia, pero cuando ésta se ejerce la ven como algo más bien ‘molesto’. Hemos optado por un sistema autoritario disfrazado de Democracia. Pagamos lo indecible por un inmenso gobierno de chiste, dejamos que nos pisotee y luego nos preguntamos cómo han llegado allí todos esos cretinos (pág. 331)

Precio: 22,50€

Frank Zappa Movie pronto en cines / Frank Zappa Movie es la nueva peli de Family Trust / Frank Zappa Movie de Alex Winter