Retrato de un Amor de la canadiense Stella Meghie está protagonizada por unos actores que se salen. Hay que verla en pantalla grande por que es una hermosa historia de amor que mezcla el drama personal, la pasión y el thriller.

Por María Eugenia Román

El filme engancha gracias a la estupenda banda sonora, que mezcla de jazz y música afroamericana. A lo que se suma la gran química que hay entre los protagonistas: Issa Rae y Keith Stanfield.

RETRATO DE UN AMOR
DIRECTORA : STELLA MEGHIE
DISTRIBUIDORA : UNIVERSAL SPAIN

La historia de la peli comienza cuando la reputada fotógrafa Christina Earnes muere inesperadamente dejando a su hija Mae Morton (Issa Rae), de la que se había distanciado, con una profunda herida abierta y muchas preguntas sin respuesta.

Al encontrar una vieja foto escondida en una caja de seguridad, Mae se embarca en un viaje hacia el pasado de su madre mientras comienza un inesperado romance con Michael Block (Lakeith Stanfield), un joven periodista.

Todo ocurre en Nueva York. La joven trabaja en el Museo de Queens, y conoce a Block por un compromiso laboral. Mae quiere hacer una exposición con las mejores fotos de su madre Christina ,y Michael esta escribiendo un artículo sobre un anciano llamado Isaac, que fue pareja de la fotógrafa. En la expo surge el flechazo entre ambos.

Aunque como pasa en el amor todo se tuerce y pese a que Mae siente algo por Block, esta llena de miedos e inseguridades. Especialmente por la relación que tuvo con su madre.

Retrato de un Amor, es una comedia romántica protagonizada por actores afroamericanos, que sorprende ya que evita hacer mención de cuestiones raciales. Se centra en mostrarnos dos historias de amor paralelas, la de Christine que ha fracasado y la de Michael y de Mae, que está comenzando.

La directora Stella Meghie se ayuda de la banda sonora de Robert Glasper. Esta a medio camino entre el soul y el jazz, que aporta un toque romantico y nostálgico. Además hay que destacar que tiene una de las bandas sonoras más sobresalientes que hemos escuchado nunca. Música va de Al Green a Kendrick Lamar.

En tanto, el cuarto largometraje de la cineasta también combina el romance, el drama personal . Al final sus vidas envuelven como una teleserie y seduce al público con la quimica de su pareja.