Regresa un magnífico Ridley Scott con una historia de venganza ‘El último duelo’, que cuenta la violación de una mujer en el siglo XIV. El director inglés muestra con brutalidad la opresión a la que estaba sujeta la mujer en la época. El filme cuenta con actuaciones sobresalientes de Matt Damon, Adam Driver y Jodie Comer.

También llega a los cines El espía inglés. Es un drama de espionaje con un excelente Bendedict Cumberbatch, que se sitúa en 1962 mientras se inicia el incidente de los misiles en Cuba. Es la historia de una amistad entre un espía ruso y uno inglés que cambió el curso de la historia.

Por María Eugenia Román

EL ULTIMO DUELO
DIRECTOR : RIDLEY SCOTT
DISTRIBUIDORA : 20TH CENTURY STUDIOS

El realizador Ridley Scott nos presenta con El Ultimo Duelo, una apasionante historia de venganza y traición ambientada en la brutalidad y la opresión a las que estaba sometida la mujer en la Francia del siglo XIV. Esta epopeya histórica se basa en hechos reales recogidos en «El último duelo», la novela de Eric Jager.

Matt Damon y Adam Driver encarnan a dos caballeros enfrentados, ambos de noble cuna y cuyos agravios deberán resolverse en un duelo a muerte. Junto a ellos, les acompañan dos actorazos como Ben Affleck y Jodie Comer.

Por su parte, el guión es de la pareja de amigos Ben Affleck y Matt Damon. Estos dos actores no habían vuelto a trabajar juntos desde “El indomable Will Hunting” que recibió el Oscar por ser el guión más original. Ahora han contado con la colaboración de la escritora Nicole Holofcener.

Scott, uno de los directores mas populares autor de Gladiator, El Octavo pasajero, entre otros, dijo que sintonizó inmeditamente con esta historia épica de valentía y traición. La historia está contada desde tres puntos de vista diferentes: dos amigos que luchan hasta la muerte y una mujer, esposa de uno de ellos.

Este duelo fue el último juicio por combate celebrado en París en 1386. Y de alguna manera Ridley Scott lo toma como pretexto para mostranos que la percepción que el hombre tiene hacia la mujer no ha cambiado nada. No es la primera vez que el director toca el tema de la violación, ya lo hizo en Thelma y Louise.

En tanto, Damon encarna a Jean Le Carrouges, un valiente caballero perteneciente a una familia respetada, mientras Driver coge el papel de Jacques Le Gris, favorito de la corte y creyéndose el favorito de las mujeres, pero es acusado del delito. Jodie Comer es Margueritte des Carrouges, mujer adelantada a su tiempo y que no vacila en contarlo su agresión, y así reparar su honor.

Jodie Comer en El úlitmo duelo.

Hay que resaltar que el cine de Ridley Scott vuelve a ser espectacular y a tener todo su brío en la primera y última escena de la película.

Espectacular resulta la escena del duelo, el resoplar de los caballos, el ruido de las lanzas y espadas y sentir que las armaduras y los cuerpos caen estrepitosamente al suelo. Con estas escenas demuestra que nadie hace cine medieval como Ridley Scott.

Es una historia emotiva de la vida de una mujer que lucha por sus derechos. Si algunos crédulos creen que el director ha trasladado el #MeToo a la época medieval, se equivocan.

Son dos horas y media de un cine espectacular, potente ambientado en plena época medieval, de un director que a sus 83 años que se encuentra en un momento super magistral mostrando escenas de gran valor artístico, actoral, de acción con tremenda fiereza y vigor como nadie.

EL ESPÍA INGLÉS
DIRECTOR : DOMINIC COOKE
DISTRIBUIDORA : DIAMONS FILMS

Este thriller narra la historia de Greville Wynne, un espía del MI6 que ayudó a la CIA a obtener acceso al programa nuclear soviético durante la Guerra Fría.

La película está protagonizada por Benedict Cumberbatch quién interpreta a Greville, y Rachel Brosnahan da vida a Emily Donovan, agente de la CIA que dirige las operaciones de Wynne.

Durante la guerra fría entre Estados Unidos y Rusia, el ingeniero Wynne se infiltra como espía en el MI5, servicio de inteligencia británico. Cuando la crisis de los misiles cubanos promete inclinar la balanza a favor del país soviético, Wynne comenzará a trabajar con la CIA para filtrar información sobre el plan que tienen en marcha los rusos y así evitar una catástrofe.

En sí El espía inglés narra en forma excelente lo que pasó en 1962, una crisis mundial tan grave que felizmente se solucionó. Se centra en la historia personal de Greville, sus miedos iniciales y su patriotismo y heroicidad posterior.

Hay que destacar la amistad que se crea entre el espía ruso Oleg y Wynne. Hay drama y emoción en esta amistad que cambió el curso de la historia. Ambos espías lucharon por un mundo mejor en medio de esta guerra fría.

En tanto, el inglés Benedict Cumberbatch realiza una actuación soberbia. Para las escenas finales del filme, el actor tuvo que adelgazar drásticamente hasta tal punto que se le marcan los huesos del cuerpo y de la cara.

Sin duda, estamos ante un filme de espionaje sólido con grandes actuaciones.