El director hispano chileno, Théo Court estrena este finde en cines de España; ‘Blanco en blanco‘ genocidio Selknam en Tierra del Fuego, Chile. Court remueve el pasado e intenta sacar a la vista las huellas del horror y de la memoria histórica en el sur del país andino.

‘Blanco en blanco’ se presenta como un neowestern. Las acciones se desarrollan en grandes extensiones de tierra, donde los hombres colonizan el sur del mundo de forma brutal, gélida. El cineasta aprovecha el duro ambiente para ofrecer una hermosa fotográfia, pero gris, incómoda, perturbadora. Además enfrentamos un guión con protagonistas introspectivos, de pocas palabras, y que mediante sus acciones inhumanas dan vida a la historia.

Fotografías que recuerdan el exterminio

La historia que veremos en la pantalla grande nació en la mente de Théo tras observar las fotografías de una de las cacerías de Selknam perpetradas por Julius Popper en Tierra del Fuego.

“Me pregunté: ¿Quién era ese fotógrafo? ¿Quién participaba de aquellos actos, como un voyeur ausente?. Después vino el territorio, un lugar de planicies vastas e infinitas. Un sitio marcado por la barbarie y la supervivencia en condiciones extremas. Terratenientes que financiaban la permanencia de los asentamientos coloniales a la fuerza, la barbarie intrínseca a la sociedad “moderna”, organizada y legitimada”.

Todo se desarrolla en el preludio del siglo XX. Pedro (Alfredo Castro) llega al fin del mundo para fotografiar la boda de Mr. Porter, un poderoso latifundista, con Sara, una niña que se convierte en su obsesión del cámara.

‘Blanco en blanco’ genocidio Selknam

Sin embargo, tratando de capturar esa belleza inocente, casi pedófila, traiciona al poder que domina este territorio y este le despoja de sus privilegios obligándolo a integrarse en una sociedad que convive con el genocidio de los nativos Selknam.

Sin darse cuenta, termina participando y siendo cómplice por medio de sus imágenes del horror que sufrió el pueblo nativo en el sur de Chile por parte de los colonizadores ingleses y españoles.

Blanco en blanco genocidio Selknam

Théo Court, nacido en Ibiza, gradúado en la Escuela de Cine de San Antonio de Los Baños, Cuba, en dirección, grabó a bajas temperaturas y los actores sufrieron la soledad en el confín chileno. Ello permitió generar una situación perfecta para retratar de forma magnífica el baño de sangre que se vivió en el siglo pasado en la Patagonia.

Luego el equipo se trasladó al Teide en Tenerife donde finalizó el filme en una escena casi lunar, donde todo cambia de sentido, sorprendiendo al espectador.