Los cines de España estrenan esta semana ‘Hijos del sol’ y Valhalla Rising.

La primera es una peli de autor que denuncia las desigualdades en la sociedad iraní. Pero también muestra el ambiente social que viven los niños de la calle, su infancia, y como el compañerismo puede ayudar a cumplir sueños. En tanto, Valhalla Rising es un viaje cinematográfico brutal, y no apto para todo público.

Por María Eugenia Román

HIJOS DEL SOL
DIRECTOR: MAJID MAJIDI
DISTRIBUIDORA: CARAMEL FILMS

‘Hijos del sol’ es la historia de Alí, un niño de 12 años y sus tres amigos trabajan para sobrevivir y ayudar a sus familias haciendo pequeños trabajos en un garaje. También cometen delitos menores para conseguir dinero rápido.

En un milagroso giro de los acontecimientos, Alí recibe el encargo de encontrar un tesoro oculto bajo tierra. Para ello recluta a sus amigos. Pero antes de empezar la misión deben unirse a la Escuela del Sol, una institución caritativa que intenta educar a niños de la calle y trabajadores infantiles y que está ubicada cerca de donde se halla el tesoro.

“Hijos del sol”del veterano y prestigioso director iraní Majid Majidi se presentó en la Sección Oficial del último Festival Cine de Venecia, donde su joven protagonista, Rouhollah Zamani, se hizo con el premio al mejor intérprete emergente.

En palabras del cineasta «‘Hijos del sol’ es la historia de unos niños que se ven obligados a trabajar para mantener a sus familias. Hasta la fecha, hay 152 millones de niños en esta situación. Las organizaciones internacionales están librando una lucha desesperada para ayudar a unos jóvenes que están sometidos a abusos y que carecen del derecho humano a la educación».

Agrega Majidi que “ todos somos responsables de estos niños, muchos de los cuales tienen un gran talento y todos son valiosos. Es sencillamente intolerable que su estatus social y económico los condene a un futuro con escasas oportunidades y perspectivas casi nulas».

Nuestros jóvenes protagonistas son todos trabajadores infantiles. Pese a no ser profesionales resultaron ser magníficos actores, además de ser extremadamente inteligentes.

La trama con toques de neorrealismo italiano mantiene el suspense y el espíritu de aventura sin renunciar a la denuncia social. Y eso la hace entretenida y amena que combina reflexión, suspense y buen hacer.

Nos conmueve esta historia trepidante, repleta de acción y emoción que quiere expresar que todos los niños son iguales, y merecen recibir educación y apoyo. El cineasta iraní Majidi sigue demostrando sus buenas dotes tras la cámara.

VALHALLA RISING
DIRECTOR : NICHOLAS WINDING REFN
DISTRIBUIDORA : A CONTRACORRIENTES FILMS

La película dirigida por el reconocido director danés Nicolas Winding Refn, es una cinta inédita que filmó antes de su gran éxito ‘Drive’ . Winding nos presenta a ‘One-Eye, un enigmático guerrero con una fuerza sobrenatural que ha permanecido esclavizado durante años. Este mata a su amo y logra escapar con la ayuda de un niño al que lleva consigo.

Tras enrolarse en un barco vikingo, emprenden un viaje que los lleva a una tierra desconocida, donde reinan el dolor y la sangre. En este viaje One-Eye descubrirá quién verdaderamente es.

‘Valhalla Rising’ no tiene muchos diálogos y apuesta por planos fijos, imágenes surrealistas y violencia extrema. Está protagonizada por el multipremiado Mads Mikkelsen que actuó en ‘Otra Ronda’ y ‘La caza’.

Esta inquietante peli esta rodada en formato digital y ambientada con espectacular la banda sonora de Peter Kyer. Mientras escuchamos la música alucinante, las imágenes de Vallhalla Rising nos adentran en la montañas del norte de Europa en el siglo XI en la epoca de las primeras cruzadas. Es un mundo inhóspito, salvaje, lleno de muerte, donde el alma humana se torna negra.

Hay que decir que no es una cinta accesible. No es para todos los públicos porque es un verdadero descenso a los infiernos. Mucha acción y violencia, donde el director hace una revisión de las mitologías vikinga y cristiana.

Además refleja a través de unos personajes enloquecidos el miedo a lo desconocido y el fanatismo religioso.

Hay que destacar la excelente actuación de Madds Mickkelsen. Sin decir una palabra impone su destreza y gran actuación. También su fotografía y paisaje es de lujo. Es muy sensorial.