La mítica cinta de David Cronenberg, Crash, vuelve a la pantalla grande 25 años después de su exitoso y polémico estreno. Considerada un thriller lleno de erotismo, obscenidad y violencia, se estrenó el pasado 29 de enero en cines en versión restaurada en 4K.

Por María Eugenia Román

CRASH
DIRECTOR : DAVID CRONENBERG
DISTRIBUIDORA : A CONTRACORRIENTES FILMS

Crash, la adaptacion de la novela homónima escrita por J.G Ballard, obtuvo en 1996 el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cannes. El thriller, calificado de obsceno en su tiempo, arrasó entre la crítica por el tema de las parafilias y como se plantea la relación sexual entre los protagonistas (patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer no se encuentra en la cópula, sino en alguna otra cosa o actividad que lo acompaña).

James Spader y Holly Hunter, junto a Elias Koteas (“La delgada línea roja”), Deborah Kara Unger y Rosanna Arquette, dan vida a esta polémica cinta de Cronenberg.

La historia comienzando cuando James Ballard, prestigioso productor de cine en crisis personal y profesional, sufre un accidente de coche en el que también se ve afectada Helen, la conductora de otro vehículo.

Ambos deben pasar un tiempo en el hospital y comienzan a sentir una extraña y poderosa atracción mutua. De esta manera James se precipita a un mundo oscuro y perverso dominado por el peligro, el sexo y la muerte.

Crash versión restaurada 4K

El guión de Crash tiene apenas diálogos, basándose en la intuición y capacidad de reflexión del espectador. Se retrata un universo caótico, frío, gracias a la fotografia de Peter Suschitzky. En esta ocasión la imagen es mucho más potente gracias a la remasterización y se agudizada, por otro lado, con la agobiante banda sonora de Howard Shore.

En su estreno Crash causó bastante controversia. Ahora, tras 25 años de evolución, con una sociedad más acostumbrada a imágenes de muertes, asesinatos y actos sexuales, el golpe visual es más suave, pero no menor.

Sin bien el mundo actual y su brutal violencia nos ha generado filtros ante ciertos temas sexuales y agresiones, Crash no dejará a nadie indiferente.

Hay que destacar que el transfondo de la peli como son las enfermedades mentales ligadas a las filias, aficiones o atracciones a determinadas realidades o situaciones, son muy actuales, y por ende nunca pasan de moda, porque se transforman y no desaparecen.