Las superchicas Rosalía y Björk han estrenado una de las canciones que se recordarán por mucho tiempo. Es el temazo Oral, producido por el británico Sega Bodega.

La canción fue creada por la cantante islandesa hace 25 años, entre los lanzamientos de sus álbumes “Homogenic” (1997) y “Vespertine” (2001). Pero no la incluyó en esos Lps. Hasta ahora que podemos escucharla en un dúo alucinante.

Escucha la colaboración y ve vídeo del tema aquí. Este es dirigido por la española Carlota Guerrero en Barcelona, El Prat de Llobregat.

Oral: Canciones de Rosalía y Björk

Rosalía : canciones para defender el medio ambiente

Explicó la ex líder de The Sugarcubes en RRSS que el tema esta inspirado en “los ritmos de dancehall, el abuelo del reggaetón”. Asimismo señaló que “los experimentos de Rosalía con el género y su increíble voz la convirtieron en una invitada obvia para participar en la canción”.

Destacó asimismo la compositora que la colaboración con la voz catalana ha sido “una bendición”. “Creo que de alguna manera hay una resonancia elegante entre el hecho de que nuestras dos voces tienen la misma edad en la grabación”. 

Paralelamente, la islandesa recalcó que “todas las ganancias se destinarán a detener la piscicultura en corrales abiertos en Islandia” a través de AEGIS non-profit organisation .

“La cría industrial de salmón en corrales abiertos es terrible para el medio ambiente”

Apoya aquí la causa de bjork.bandcamp.com/track/oral

«Uno de los desafíos ambientales más graves para el norte en este siglo es la acidez del océano. En cinco años, las pisciculturas noruegas en mar abierto de las empresas MOWI y SalMar ya han dañado grandes áreas de nuestros fiordos, tanto de vida marina como de animales y plantas», denunció Björk.

Contaminación en los fiordos islandeses y sur de Chile

Según informa Greenpeace, en Islandia «hay 51 zonas dedicadas a la producción de salmones de manera artificial, que producen entre 30 y 40 mil toneladas de esta especie. Pero, debido a las malas prácticas, comenzaron a ocurrir fugas que están contaminando el resto de los ecosistemas locales y que encendieron las alertas en la comunidad local». 

Reportes de prensa de este país dan cuenta del escape de 3.500 salmones de la empresa MOWI, que llegaron a los cauces de 24 ríos, afectando el hábitat del salmón silvestre que muere al interactuar con su par criado en cautiverio (debido a los químicos y parásitos a los que está expuesto este último). Esto activó a las organizaciones ambientalistas y población general, que se levantó para exigir la protección de sus especies nativas.

En el sur de Chile (Puerto Montt y Chiloé) la situación es peor. “Los escapes en Chile llegan a los 824 mil ejemplares, según cifras de Sernapesca. Islandia tiene un total de 51 áreas aprobadas y acá 1.405, con otras 224 en trámite”, comenta Estefanía González, de Greenpeace Chile.

Incluso destaca que mientras en el país nórdico está permitido producir 103.000 toneladas de salmones y se cultivan entre 30.000 y 40.000, “en Chile se producen entre 900.000 y 1.000.000. Es decir, 25 veces más”.