El actor y cineasta Viggo Mortensen recibirá un Premio Donostia. La ceremonia es un reconocimiento a su carrera que se realizará durante la 68 edición del Festival de San Sebastián. Además el estadounidense presentará la película Falling, su debut como director.

El filme, que clausuró el Festival de Sundance y que también se presentará en el Festival de Cannes, tendrá su premiere europea en San Sebastián.

Falling está protagonizado por el veterano Lance Henriksen y por el propio Mortensen, que también firma el guión. Ambos actores Interpretan a un padre y a un hijo cuyos diferentes mundos colisionan en este drama familiar producido por el sello del actor.

‘FALLING’ se estrena en cines de España en octubre

El estreno está previsto el 2 de octubre en España, donde la película será distribuida por Caramel Films.

Falling es la nueva película escrita y dirigida por Viggo Mortensen. El filme es protagonizada por Lance Henriksen (‘Alien’), Viggo Mortensen, Terry Chen (‘Jessica Jones’), Sverrir Gudnason (‘Millennium’), Hannah Gross (‘Mindhunter’) y Laura Linney (‘Love actually’)

Viggo Mortensen recibe el Premio Donostia

En los últimos 35 años, Viggo Mortensen ha participado en medio centenar de películas. Ha trabajado bajo las órdenes de grandes cineastas como David Cronenberg, Peter Weir, Jane Campion, Peter Jackson, Gus Van Sant, Brian de Palma, Agustín Díaz Yanes, Ana Piterbarg, Lisandro Alonso, David Oelhoffen, Peter Farrelly o Matt Ross.

Siempre ha dejado su huella y estampado su sello de calidad sin importar el género cinematográfico, en todas la películas en que ha participado.

Viggo ha optado al Oscar en tres ocasiones por Eastern Promises (Promesas del Este, David Cronenberg, 2007), Captain Fantastic (Matt Ross, 2016) y Green Book (Peter Farrelly, 2018).

Sinopsis de Falling

‘John Peterson vive con su marido Eric y su hija adoptiva, Monica, en California. Willis, su padre, un granjero solitario y conservador, accede a viajar a Los Ángeles y quedarse en casa de John mientras busca el lugar idóneo para jubilarse. Durante su estancia, los mundos de padre e hijo chocan violentamente, hurgando en viejas heridas y abriendo nuevas en el viaje mutuo a la aceptación y el perdón’.