Según informó hace una semanas el diario digital ElConfidencial, Francisco Camps pagó en 2005 más de tres millones de euros a Iñaki Urdangarin. El supuesto acusado es marido de la infanta Cristina de Borbón y yerno del rey Don Juan Carlos.

El Instituto Nóos debía promocionar la candidatura de Valencia como sede de unos Juegos Europeos. Pero finalmente no se celebraron en la comunidad autónoma.

Al parecer la Fundación del ex jugador de balonmano y ex vicepresidente del Comité Olímpico Español, que actualmente vive en Washington con su esposa y sus cuatro hijos como consejero de Telefónica Latinoamérica, no ha justificado el dinero. Eso puede costarle caro ante la justicia que investiga el caso.

El president de la Generalitat, Francisco Camps deberá responder este jueves en las cortes valencianas por las repercusiones en la economía valenciana de los casos de corrupción que afectan a su comunidad como “Gürtel” y “Brugal”. Como también de las subvenciones entregadas a una fundación presidida por Iñaki Urdangarin y del acuerdo sobre política industrial.

El encargado de pedir respuesta concretas sobre el caso ‘Urdangarín’, el portavoz de Compromís, Enric Morera, preguntará si la Generalitat ha recibido “justificación suficiente” del Instituto Nóos sobre la inversión de las cantidades entregadas para la promoción y consecución de acontecimientos deportivos.

Según Compromís, Camps prometió en 2005 que ese año se celebrarían en Valencia los primeros Juegos Europeos. Para lograrlo pagó tres millones de euros al Instituto Nóos.

Asimismo, El Confidencial.com informó que el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, que investiga el presunto desvío de fondos públicos en la construcción de un velódromo en Palma de Mallorca y el supuesto incremento irregular del patrimonio del ex presidente balear, Jaume Matas, también tiene en el punto de mira a Urdangarín.

“Castro abrió el pasado mes de julio una pieza separada en el sumario del caso Palma Arena para investigar el destino de los 1,2 millones de euros que el Gobierno de Matas pagó a Urdangarín por la organización de un foro internacional sobre deporte y turismo en la capital de las islas. El juez reclama al Instituto Nóos que acredite documentalmente “haber rendido cuentas de los fondos recibidos””, informa la web española.

Agrega El confidencial.com que “en junio de 2006, ocho meses después de que Camps y Urdangarin sellasen su compromiso, el duque de Palma abandonó la presidencia del Instituto Nóos y fue nombrado consejero de Telefónica Internacional. Esta es la filial de la multinacional presidida por César Alierta que aglutina a las compañías del grupo dedicadas a la telefonía fija en Iberoamérica”.

En tanto el marido de la infanta Cristina se desentendió de su compromiso con Camps, según las fuentes consultadas. Ello enfureció al presidente de la Generalitat, que expresó su profundo malestar en privado a algunos de sus más estrechos colaboradores”.

Finalmente destaca El Confidencial.com que “desde que abandonó la práctica del balonmano, Urdangarín, que cobraba unos 60.000 euros anuales como jugador del Barcelona, ha incrementado notablemente su patrimonio personal. Este incluye una vivienda de 1.200 metros cuadrados en el exclusivo barrio barcelonés de Pedralbes valorada en seis millones de euros”.