El remake de El Rey León, que parece más un documental del Serengueti, en su primer fin de semana en cartelera ha sido todo un éxito alrededor del mundo: ha recaudado más de 531 millones de dólares en taquilla. De esta manera, se convierte el mejor comienzo de un remake y el más visto de lo nuevo de la factoría Disney.

Por María Eugenia Román

Este nuevo e hiperreal ‘El Rey León’ comienza igual que el exitoso filme animado: tras el asesinato de su padre Mufasa, el joven cachorro Simba abandona su reino instigado por su tío Scar para descubrir el auténtico significado de la responsabilidad y de la valentía.

EL REY LEÓN
DIRECCION JON FAVREAU
DISTRIBUIDOR : WALT DISNEY

«El Rey León» es dirigido y producido por Jon Favreau, responsable de la puesta al día, con el mismo formato, de «El libro de la selva» (2016). La historia es la misma que la original, copiando y calcando incluso escenas de la versión animada.

Por su parte, el gran actor James Earl Jones vuelve a dar vida con su voz al majestuoso rey Mufasa, padre que enseña a su hijo Simba para sucederlo. Al protagonista Simba se lo ve en dos versiones; cuando es cachorro (su voz la pone JD McCrary) y de grande, cuando vuelve para dar la pelea final, la voz la pone Donald Glover, más bien conocido por Childish Gambino.

En tanto, para recrear a Nala, una leona guerrera, Favreau eligió a la cantante Beyoncé, quien interpreta una versión del clásico Spirit y canta junto a Glover, Seth Rogen y Billy Eichner la canción Can You Feel the Love Tonight. Elton John recrea su hit de entonces, Never Too Late, y el compositor Hans Zimmer, a cargo de la premiada banda de sonido original.

Hay dos personajes que causan risas y alegría cuando aparecen. Asimismo, estos dos son los que le ayudan a Simba a sobrevivir en el exilio, lo hacen vegetariano y lo acompañan a recuperar su trono. Ellos son El jabalí Pumba (Seth Rogen) y el suricata Timón (Billy Eichner). Ambos funcionan como el respiro cómico de la trama y la gente se los agradece. Los actores cantan junto a Simba la famosísima Hakuna Matata, una especie de filosofía de despreocupación, que es un verdadero himno para los fans.

El actor Chiwetel Ejiofor da voz al villano Scar, y asegura haberle rendido homenaje a Jeremy Irons, el villano en la cinta de animación. El director Jon Favreau ha declarado “nada es realmente real en la película, salvo un solo shot que fotografiamos. A ver si el público se da cuenta como un juego. Todos los escenarios han sido creados por imágenes creadas digitalmente, las CGI».

CGI GENERA TERNURA Y EMOCIÓN A LOS PERSONAJES DE EL REY LEÓN

Los animales son creados digitalmente y su movimientos son luego animados. Las voces de los actores es lo único real. Donde gana el CGI (imagen generada por computadora) frente a la anterior versión animada de 1994 es la ternura y emoción con que se contempla los mohines y la carita de sueño del cachorro Simba cuando es levantado por el mago de la tribu para ser presentado ante todos los animales reunidos que vienen a rendirle pleitesía. Surge la ternura y ganas de llorar.

También gana el CGI en la estampida, en la persecución de las hienas a los cachorros y la lucha final entre Scar y Simba. Ver esto en movimiento real te hace saltar del asiento. No puedes aguantar llorar de nuevo con la muerte del rey Mufasa. Nos da ira y enojo ver las actuaciones del perverso y acomplejado Scar, y nos reímos con ganas con las bromas de Timón y Pumba.

Finalmente es muy importante el mensaje medioambiental y animalista que refleja la película. Hay un momento en que Mufasa se aparece en el cielo, entre las estrellas y le dice a su hijo Simba, que debemos cuidar nuestro planeta. Porque si no lo cuidamos el ciclo de la vida se interrumpirá.

Jon Favreau con su ‘El Rey León’ remueve la nostalgia y la añoranza con las impresionantes imágenes hiperrealistas y gana en espectacularidad. Y seguramente encantará a los espectadores más jóvenes. Es una película bella, entretenida, y con un gran mensaje ecologista.