Cada año se vierten más de diez millones de toneladas de plástico en los océanos y para luchar contra esta catástrofe, la asociación The SeaCleaners ha diseñado el Manta. Es un catamarán gigante que funcionará con energías renovables y convertirá los residuos plásticos en energía de propulsión, vía pirólisis.

El franco suizo Yvan Bourgnon presentó en Madrid el proyecto que surcará los océanos a partir de 2024. Su misión : limpiar las desembocaduras de los ríos de los residuos plásticos.

El innovador barco, en fase de desarrollo aún, estará equipado con una fábrica de reciclaje a bordo que irá por el mar recogiendo y tratando en masa los desechos oceánicos .

Todo nació según recordó Yvan Bourgnontras tras visitar Las Maldivas. «Había tenido la suerte cuando era pequeño de visitar océanos completamente limpios. Cuando volví a las mismas aguas con mi catamarán en 2014 para hacer una vuelta al mundo, esta vez estaban completamente contaminadas por el plástico. Sobretodo en Indonesia y en Madivas».

En 2016 comenzó a estudiar la contaminación con su asociación ecológica y comprendieron que esta procedía sobretodo de las desembocaduras de 20 mayores ríos del mundo. «Vimos que debíamos centrarnos en zonas específicas. No en Francia o en España porque estas zonas están menos contamindas que las zonas de Asia y del Sureste», declaró Yvan.

También se construirán unas Móbulas (nombre científicos de las mantarrayas). Pequeños barcos por un coste de 200000€ cada uno, más asequibles para los países que no se puedan permitir invertir 23 millones de euros en la fabricación de un Manta.

El Manta tendrá una fábrica a bordo que fundirá el plástico recolectado por pirolisis. Con este mismo proceso generaran gas sintético que hará girar las túrbinas por electricidad.

«Tenemos la suerte de que el 95% de los residuos plásticos flotan al principio, si se recogen un día después de haber sido vertidos al agua. Teníamos que encontrar la solución técnica a poner en marcha y al pensar en la construcción del Manta. Era inconcedible pensar que íbamos a consumir 20 toneladas de diesel a cambio de recoger plásticos», señaló el Bourgnon.

Manta tendrá 3 funciones: reciclar residuos, hacer escalas y sensibilizar a las poblaciones . También convencer a los políticos y medios de comunicación de lo importante de reciclar.

El primer potente barco se empezará a construir en 2022. En 2024 ya estará surcando el Mediterráneo, con escalas en Valencia y en Barcelona. En 2026, se despalazará a Asia.

Por su parte, 11 personas harán funcionar el barco, otras 11 personas gestionarán el tratamiento del plástico y de la pirólisis ( descomposición química de materia orgánica y todo tipo de materiales, excepto metales y vidrios, causada por el calentamiento a altas temperaturas en ausencia de oxígeno).

Asimismo se sumarán 12 científico analizarán los residuos plásticos y predecir los tipos de plásticos que van encontrando.