La música soul más cool del Reino Unido es Gizelle Smith. La artista lanzó su nuevo álbum Revealing, el tercero de su carrera, el 28 de mayo a través de Jalapeno Records.

En este Lp expresa una nueva libertad artística, superando los límites creativos que la han mantenido encasillada en el soul y en el funk durante demasiado tiempo (escucha sus primeros singles aquí).

Smith nació y se crió en Manchester, con una educación multicultural impregnada de música conmovedora. Hija de Joe Smith, ex guitarrista, director musical y compositor de The Four Tops de la Motown, como era de esperar terminó dedicándose a expresarse desde el alma.

Ahora la música soul de Gizelle tuvo giro de 180 grados tras la muerte de su padre en 2019. Hay un reinicio creativo total. “Toda mi identidad como compositora se desvaneció en el éter con mi papá. Como si se hubiera roto un cordón”.

Grabó su primer álbum de melodías de funk profundo y arenoso con The Mighty Mocambos en Hamburgo, Alemania.. Luego publicó Ruthless Day, una década después, con la raíz soul incrustada en su alma.

Aquí puedes escuchar el single Sweet Memories de su anterior disco de 2018 «Ruthless Day»

Perdida tras el fallecimiento de su padre decidió empezar de cero “porque independientemente de lo que estuviera pasando en mi vida, tenía que escribir un disco”. En la ciudad de Nueva York encontró inspiración y gracias a la ayuda del productor Steffen Wagner como del bajista Joseph Sam, se embarcó en 10 días de inspiración.

‘Revealing’ es un testimonio del crecimiento musical, libertad personal y madurez de Gizelle Smith.

Las nueve canciones que surgen de esta sesión representan una combinación única de R&B y funk. Es que Gizelle no tiene miedo de experimentar con estilos pop y rock. Y comunica autenticidad, bajos poderosos, juegos de voces alucinantes y un concepto completamente tenso, bailable y vivo.

Las composiciones de Gizelle no se exageran, están conectadas a tierra y se pueden identificar. Por ejemplo, «Agony Road» es un ejercicio casi terapéutico para lidiar con las siete etapas del duelo. “Three Tiny Seeds” es un testimonio del amor propio y el crecimiento espiritual. En tanto, “The Girl Who Cried Slow” sirve como un himno inspirador .

“A lo largo de los años, siento que mis letras especialmente se han vuelto más significativas y son particularmente importantes en este álbum”, explicó Gizelle .

El nuevo disco tiene variadas influencias, destacando Aretha Franklin o Lyn Collins. “Tengo una plétora de hermosas influencias, solo quiero canalizarme y expresarme de la forma musical que quiera, a través de los paisajes musicales que elijo”, destacó.