El Grupo El Corte Inglés ocupa este año el último lugar del ranking de Greenpeace ya que no ha mostrado ningún avance con respecto a las dos ediciones anteriores. No hay un compromiso de retirada de especies en peligro de extinción que forman parte de su oferta.

El informe ‘Una receta para la biodiversidad. Supermercados: ingredientes para preservar la vida de los océanos’ ha generado polémica porque la mayoría de los locales están en rojo. El documento estadístico se incluye su Tercer Ranking de Supermercados españoles, donde con los colores rojo, naranja y verde se miden los criterios de sostenibilidad en la venta de pescado.

La idea del informe es mostrar los avances en los principales distribuidores que ya están actuando para proteger los océanos. Ello porque hasta ahora todos los supermercados españoles se encontraban en rojo.

“Los dos distribuidores LIDL (con el 45,2%) y Carrefour (con el 40,02%) han conseguido una puntuación que les sitúa en el espectro naranja. Lo cual muestra una preocupación por la situación en la que se encuentran los océanos. Ambas cadenas cuentan con una política de compra sostenible de pescado y están eliminado progresivamente las especies más vulnerables procedentes de métodos destructivos de pesca”, destacó el documento estadístico de la ONG.

Por otro lado, la peor posición del ranking es para El Corte Inglés (15,72%) y ha sido superado también por Alcampo (24,34%), Eroski (21,78%) y Mercadona (19,18%).

En tanto, los petitorios de los ecologista para proteger a especies del mar en peligro de extinción han tenido efecto positivo. Por ejemplo en la empresa Alcampo que anunció el pasado año 2009 la retirada de sus mostradores de especies en peligro como tiburones, gallinetas y platija americana.

Para la Ongs, los grandes distribuidores y supermercados tienen el poder de cambiar la industria pesquera, exigiendo a sus proveedores que sólo les suministren pescado obtenido de forma sostenible .

“Las grandes superficies comercializan casi el 70% de los productos pesqueros que se consumen en España. Por lo que tienen la responsabilidad de dejar de ser cómplices de la destrucción de los océanos. Así como desarrollar políticas de compra sostenible”, declaró Paloma Colmenarejo, responsable de la campaña Océanos de Greenpeace.

Agregó Colmenarejo que “el mar ha dejado de ser una “fuente inagotable de recursos”. Cada vez quedan menos peces que capturar si nos empeñamos en hacerlo con métodos destructivos y a tal intensidad que no permitimos la recuperación de las especies”.

Es muy importante asegurar la sostenibilidad a largo plazo de las pesquerías y de los ecosistemas marinos. Por ello Greenpeace ha pedido la declaración de una red global de Reservas Marinas y una gestión sostenible de las pesquerías basada en el principio de precaución y con un enfoque ecosistémico.

” Hoy los supermercados pueden ayudar a los océanos asumiendo las demandas de productos sostenibles por parte de los consumidores y retirar de su oferta de venta todo el pescado que provenga de pesquerías que capturen especies amenazadas. O que no estén reguladas. O que la gestión sea pobre o que estén relacionadas con la pesca ilegal”, concluye.

¡Pídele a tu supermercado que trabaje por la sostenibilidad de los océanos y que sus compromisos no se queden solo en palabras!

Escribe a:

atención.cliente@lidl.es
cuentaseloacarrefour@carrefour.com
servicio_clientes@elcorteingles.es
grupoeroski@eroski.es
rsc@alcampo.es
sugerencias@mercadona.es