‘Los olvidados’ de Gonzalo Díaz es una novela negra que se aleja de lo convencional por el misticismo subyacente durante toda la obra. Ambientada en Madrid y en Sempiterno, un pueblo ficticio situado en la Cuenca Alta del Manzanares, combina dos historias principales.

La primera, narrada en tercera persona, cuenta la investigación que llevan a cabo la reportera Lis Vázquez y su fotógrafo Ned, que malgasta su vida deambulando por el barrio de Malasaña, cambiará para siempre tras la enigmática llamada de un antiguo amigo de la adolescencia. Una posible desaparición de una pareja natural de Sempiterno será el punto de arranque de una aventura que llevará a la protagonista a afrontar los fantasmas del pasado a la vez que se redescubre a sí misma.

La segunda parte, narrada en primera persona, expresa las sensaciones y el sufrimiento de Abel, el carnicero.

Con un estilo directo lleno de referencias cinematográficas, su autor Gonzalo Díaz construye un thriller oscuro que explorará los confines más sombríos de la psique humana.

“Los Olvidados” ha sido ganadora del VI Certamen Auguste Dupin de Novela Negra 2023, que convoca la editorial Distrito 93. Entrega un premio consistente en 1200€

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Gonzalo Díaz (@gonzalodiazescritor)

Gonzalo Díaz habló con EurolatinpressCultura:

¿Cómo nació la novela Los olvidados?

-Cuando en 2019 recuperé el hábito de contar historias, cogí el viejo guion, lo destrocé, lo puse del revés, le di más fuerza y profundidad, y cambié de formato, un libro me permitía hacer todo esto con más detalle. Así nació ‘Los olvidados’.

En 2021, el cortometraje ‘La sombra quimérica’, Díaz ganó el premio a ‘Mejor Película de Animación’ en Notodofilmfest. Por lo visto tienes un don especial para escribir historias interesantes.

-Desde pequeño me recuerdo siempre escribiendo microcuentos, sobre todo de terror, o violentas historietas sobre gánsteres. Leía libros sin parar y veía centenares de películas. Supongo que entre todas esas historias ajenas, además de surgir la necesidad de contar algo más grande por mí mismo, estaría la semilla que más tarde se convertiría en “Los olvidados”.

¿Cómo defines el personaje de la reportera Lis Vásquez?

-Lo primero que busqué fue un personaje principal potente y diferente, y creo que Lis Vázquez lo es. Un personaje que aparenta ser fuerte pero que en realidad es más frágil de lo que cree, lleno de contradicciones y paradojas. Un personaje gris con una moral cuestionable, incluso reprochable en algunos casos.

-Además Lis Vázquez es un personaje complejo. Evoluciona durante la novela hasta encontrarse por fin a sí misma después de una eternidad sintiéndose perdida.

¿De que manera enfocaste la obra para enganchar al lector?

-Una cosa importante también para mí era tratar de enfocar la historia desde un punto de vista lo más realista posible dentro del propio contexto de una novela, documentando y explicando cada punto. Incluso aquellos en los que te tienes que tomar una ligera licencia.

-Por ello, también evito dar demasiados giros buscando la sorpresa del lector, tan recurrentes que en ocasiones llegan a ser excesivos y continuados, y pueden hacer perderse paisaje realista que yo busco. Porque en mi opinión, cuanto más reales y sencillas, más inmersivas se sienten este tipo de historias.