Fundación Mapfre acoge hasta el 9 de mayo dos exposiciones muy singulares. Una sobre el ruso Alexéi von Jawlensky llamada ‘El paisaje del rostro” y otra presenta el arte fotográfico de la japonesa Tomoko Yoneda.

Por María Eugenia Román

La muestra de Alexéi von Jawlensky cuenta como el expresionismo revolucionó el arte moderno a principio del siglo XX. Esta recorre una trayectoria del pintor ruso muy desconocida en España y Francia.

El recorrido cronológico empieza en la etapa de Jawlensky en Munich, con especial hincapié de sus estancias en Murnau, ciudad que atrajó a grandes pintores como Werefkin, Kandinsky y Munster, que compartieron con Alexéi.

Pionero en el desarrollo de la autonomía de una pintura que, a comienzos del siglo XX, camina hacia la abstracción, Alexéi Von Jawlensky creó una extensa obra basada en series y regresos casi obsesivos. Todos estaban en conexión con el lenguaje musical, que inspiró a varios artistas de su época.

También Alexéi compartió con artistas como Pierre Girieud, Henry Edmond-Cross, André Derain, Henry Matisse, o Maurice Vlaminck, que influyeron positivamente en su obra. Además todos ellos compañeros de viaje durante el periodo postimpresionista y fovista.

Por otra parte, se sabe que Jawlensky recibió la ayuda de Gabrielle Munter, una de las pocas mujeres asociadas al expresionismo alemán y de Sonia Delauney, a quien le une el uso vibrante del color.

Von Jawlensky en Fundación Mapfre en Madrid

Sin duda, Jawlensky fue uno de los principales protagonistas en la formación del expresionismo alemán. Así como uno de los fundadores en 1909 de la Nueva Asociación de Artistas de Múnich (Neue Künstlervereinigung München).

Tomoko Yoneda en Fundación Mapfre: cien imágenes, sobre la recuperación del pasado y la memoria


En tanto, en la Sala Recoletos se instala la obra de la fotógrafa japonesa Tomoko Yoneda (1965). Sus fotografías, un total de cien imágenes, se presentan por primera vez en Europa.

Muchas de ellas estan influenciadas por su labor periodística. Y suelen hacer referencia a hechos históricos, paisajes e interiores asociados a conflictos armados o lugares marcados por la catástrofe.

Dentro de los 17 proyectos fotográficos encargados por la Fundación destaca “Entre lo visible o invisible’, que se ocupa de los hechos históricos que acontecieron en los lugares de las fotografías y aquello que se va desvaneciendo en la memoria de la gente.

Por ejemplo hay fotos en lugares que han marcando la guerra entre las Coreas, las guerras mundiales, o sitios marcados por los terremotos que ha sufrido el país nipón. La idea es dejar constancia de la presencia intangible de la historia en la vida cotidiana.

También podemos apreciar sus últimos trabajos: “Diálogo con Albert Camus’, ‘Correspondencia’, ‘Carta a un amigo’ o ‘Cristales’.

Finalmente es muy interesante una nueva serie inédita sobre la guerra civil española y la figura de Federico García Lorca. Destaca ‘El Maletín de Lorca de 1929‘ que utilizó el poeta durante su estancia en la Residencia de Estudiantes de Madrid.

Otra serie es ‘El mono de García Lorca en la Barraca’ que lo usaba en 1932 cuando llevaba la cultura y el teatro a zonas apartadas de España.