La nueva historia de Thomas Vinterberg, ‘Otra Ronda’ o ‘Druk’ en danés, viene avalada por premios de festival y buenas críticas que lo ensalzan como una obra maestra.

Sin embargo, sinceramente, esta nueva colaboración entre Vinterberg, el reconocido actor Mads Mikkelsen (“La Caza”, serie «Hannibal”) y Tobias Lindholm, guionista de “La Caza”, es muy mediocre. Pese a que nos intentan vender «una poderosa y emotiva reflexión» sobre los efectos y consecuencias del consumo de alcohol en la vida de las personas, es un cóctel soso, nada nuevo, lenta y aburrida, sin mensajes.

Como explicábamos antes, ‘Otra ronda’ tiene un ‘hype’ gracias a su triunfo en fest europeos y por dos nominaciones a los Óscar. Su idea es crear polémica: «rendir homenaje al alcohol». Y no es mas que una secuencia de situaciones entre burgueses daneses, aburridos, que descubren que estar siempre «borrachos» da emoción a sus vidas (descubriendo la rueda y el fuego al mismo tiempo).

Sí, sabemos que el alcohol hace felíz, hasta que despiertas con resaca

Vinterberg filmó esta película mientras su hija, Ida, fallecía en una accidente de tráfico. El director reconoce que tuvo momentos de depresión profunda en medio de las grabaciones. A su pesar, cogió fuerzas, siguió con el proyecto con ayuda de sus amigos, y como homenaje a su niña utilizó la misma escuela donde Ida Vinterberg estudiaba.

El problema es que ‘Otra Ronda’ no convence. Si bien presenta un homenaje a Baco, no va más allá. Es ni fu ni fa. No se moja, no evoluciona durante la alegría de los protagonistas. No tiene climax, se queda ahí, en las burbujas del champagne.

«Queremos mostrar que el alcohol es uno de los elementos esenciales de las celebraciones. Al mismo tiempo un peligro creciente por su elevado consumo, especialmente en los jóvenes», señala Vinterberg.

¿Y que mas?

Thomas Vinterberg explica que «existe la teoría de que deberíamos nacer con una pequeña cantidad de alcohol en nuestra sangre. Que una ligera embriaguez abre nuestras mentes al mundo que nos rodea, disminuyendo nuestros problemas y aumentando nuestra creatividad».

La teoría del alcoholismo es del noruego Finn Skårderud. El psiquiatra dice que el hombre nace con un déficit de alcohol en sangre de 0,5, y lo pierde en su evolución. Por eso, no es feliz.

Bueno, pues la historia de ‘Druk’ se sumerge en la vida de Martin y tres de sus amigos. Cansados de ser profesores de secundaria, se embarcan en un experimento para mantener un nivel constante de intoxicación etílica a lo largo de su jornada laboral. Claro, el alcohol es una droga para superar el agobio, el pánico escénico, durar más en el sexo.

Eso sí, no es la solución, ya que la resaca es el peor desenlace. Que decir sobre las situaciones de violencia en sectores populares. Ya, ese tema no importa porque viven en la ideal Dinamarca.

Una existencia con alcohol genera vida y también mata

Aunque el filme asume un enfoque humorístico, no genera risa para nada. Puede que los nórdicos, se descojonen, Nosotros ni «Ja». Para algunos será escandaloso que se plantée que el alcohol es la solución. Para otros es la confirmación de que emborracharse hace olvidar las penas .

El tema del consumo de alcohol en la sociedad es desde hace tiempo bastante elevado. Incluso comienza desde una edad relativamente joven y se fomenta en el turismo basura. Ejemplo: Salou y en los bares de Madrid.

Lo único interesante de la peli es que puede generar debate entre un público que vive un mundo que se rige por la retórica puritana hacia el exterior. Aunque ni siquiera eso puede que genere Vinterberg.

Le proponemos al danés darse una vuelta por el edificio CC.OO, cerca del metro Av América de Madrid, donde viven muchos borrachos sin techo. Ahí sí cogería buenas ideas sobre lo que es vivir bajo los efectos del alccohol.

Another Round / Druk / Otra ronda de Thomas Vinterberg, no por favor

Cuatro profesores se embarcan en un experimento sociológico en el que cada uno de ellos deberá mantener la tasa de alcohol en su cuerpo al mismo nivel durante su vida diaria.

Intentarán demostrar que de esa manera pueden mejorar en todos los aspectos de su vida. Pero las consecuencias del experimento les cambiarán para siempre.

‘Another Round’ o ‘Druk‘ puede verse desde el 9 de abril en estos cines de España.