El espíritu de Fela Kuti siempre ronda la música africana. Es que el nigeriano es un modelo a seguir. Lo decimos por que por fin se publica el Lp ‘REJOICE‘ que el batería y compositor Tony Allen grabó en 2010 con el jazzista sudafricano fallecido en 2018, Hugh Masekela.

Lo que se considera el disco africano del año se publica este viernes 20 de marzo bajo el sello World Circuit.

Un día antes de su estreno, la discográfica ha liberado “Never (Lagos Never Gonna Be The Same)” el tema en que Allen y Masekela rinden homenaje al gran músico nigeriano del afrobeat Fela Kuti.

Por su parte, los primeros avances de REJOICE ya mostraron lo que se venía. Son temazo impresionantes: “We’ve Landed” y “Slow Bones” simplemente se pueden catalogar de geniales. Es que el Afrobeat y la música tribal estan más vivo que nunca pese al paso del tiempo y gracias a estos dos monstruos africanos. Una pena que Masekela haya fallecido en 2010. Una gran pérdida.

en total son ocho temas que suenan alucinantes. Es hermoso escuchar como una trompeta, un teclado, bajo y la caja junto al hi hat, hacen una reunión vudú de la que es imposible liberarse: Escuchad Agbada Bougou y entenderéis. No hace falta más instrumentos para crear la atmósfera de Fela.

ALLEN Y MASEKELA: LA LLAMA DE FELA KUTI

‘Never, Lagos gonna be the same’ mantiene en su esencia el ritmo afro, tribal, los beats perfectos, y alegres pero a la vez es reivindicativo, donde la voz de Masekela y su poderosa trompeta jazzy recuerdan a un Fela que se sentiría agradecido.

En tanto el batería nigeriano Tony Allen acompaña con su incombustible toque, limpio, hermosamente adicitivo, y mantiene los patrones como el frescor de sus trabajos con el activista y multiinstrumentista nigeriano fallecido en 1998 en Lagos. Es que Fela tuvo una gran influencia en la vida de ambos artistas, tanto musical como políticamente.

El video del tema presenta a Allen y Masekela tocando en las sesiones de grabación originales de 2010 en los estudios Livingston de Londres.

EL DISCO PERDIDO DE ALLEN Y MASEKELA

Tony Allen y Masekela se conocieron en los años 70 cuando el segundo viajó a Lagos a conocer a Fela Kuti. El flechazo fue instantáneo en el ensayo por lo que colaboraron en varios discos hasta el año 85. Allen señaló a la prensa inglesa que Masekela estuvo un mes de fiesta, fumando yerba y haciendo “cositas”.

Tras terminar el contacto, Tony y Hugh Masekela hablaron de hacer un disco juntos pero se quedó ahí. Finalmente en 2010 los astros se alinearon al coincidir sus giras en Inglaterra. Así, el productor Nick Gold aprovechó la oportunidad para grabar su encuentro.

En Rejoice todas las composiciones son originales del magistral dúo. Pese a ser un gran disco, toda la sesión quedó incompleta en un archivo hasta que Hugh falleció en 2018. Allen ya había declarado a The Guardian que creía perdido el trabajo con Masekela.

Nick Gold desenterró las cintas originales y terminaron la grabación del álbum en el verano 2019 en el mismo estudio de Londres donde se habían grabado las sesiones originales.

Según Allen, que vive en París, el álbum combina “una especie de guiso de swing-jazz sudafricano-nigeriano y afrobeat”.

Allen y Masekela fueron acompañados en las grabaciones por una nueva generación de músicos de jazz muy respetados, incluyendo a Tom Herbert (Acoustic Ladyland / The Invisible), Joe Armon-Jones (teclista Ezra Collective), Mutale Chashi (bajista de Kokoroko) y el saxofonista Steve Williamson.