Muqata’a es llamado el padre del hip hop en Ramallah, Palestina. Antes de pasarse a la música electrónica cofundó el grupo de rap más conocido del país: Ramallah Underground.

Según explica Muqata’a, sus perfomances y sets son una fusión de los campos de territorios ocupados, a lo que suma Drum and Bass, Trip Hop, Jungle y música árabe tradicional.

El concierto del músico Muqata’a, el pasado 24 de julio, se desarrolló el atardecer del domingo. El artista árabe llegó a Madrid después de actuar en el MOMA de Nueva York, en Sónar 2019 y en el Café Oto de Londres, y realizó una sesión de beats torcidos, y ritmos bailables.

Es que el artista palestino intenta escapar de la tentación de caer en la revisión simplista de la tradición árabe para el público europeo, sino que nos llena de efectos distorsionados, con cambios súbitos de tempos, donde lo fácil no es parte del repertorio.

Sin duda, su música es avanzada, magnética, y no es fácil de categorizar. Eso sí, envuelve los sentidos y atrapa a quien busque salirse de la norma de los sonidos clásicos y repetidos.

Muqata’a – sesión Boiler Room Palestina

Muqata’a pese, a poder estar viviendo en la «créme» de las capitales electrónicas, no ha salido de Ramallah, Palestina, desde donde lucha por su esencia y arte. Es reconocido por cofundador del Colectivo Hip Hop Ramallah Underground [2002-2009]. A la vez, forma parte del grupo de performance de sonido e imagen Tashweesh junto a los artistas Basel Abbas y Ruanne Abou-Rahme.

Además ha publicado varios álbumes en solitario con sellos como Hundebiss Records, Discrepant Records o Third Type Tapes. También compone partituras para películas y ha realiza composiciones para espectáculos de danza-teatro.

Su presencia en numerosos festivales y clubs de Europa como Future East Festival (Berlin), o Café Oto (Londres), ha generado que se conozca la escena electrónica y musical de Palestina, país que sufre el permanente acoso militar de Israel.

Entradas aquí