El grupo canadiense Cirque du Soleil Entertainment Group han debido cancelar temporalmente sus espectáculos y despedir a sus artistas tras el largo confinamiento tras la pandemia de COVID-19.

El Circo del Sol, con base en Montreal desde 1984 y con espectáculos en todo el mundo, despidió al 95% de sus trabajadores, más de tres mil. No quedó más opción por las pérdidas de inactividad de alrededor de tres meses. Ello obligó a renegociar la deuda antes sus acreedores..

El director ejecutivo Daniel Lamarre señaló a EFE que han tenido “cero ingresos desde el cierre forzado de todos nuestros espectáculos debido a la COVID-19. La gerencia tuvo que actuar de forma decisiva para proteger el futuro de la compañía”.

Fondo para empleados despedidos

Debido a la suspensión de pagos, Cirque du Soleil acordó con inversores como el fondo de capital privado TPG Capital, Fosun International Ltd de China y el fondo de pensiones canadiense ‘Caisse de depot et place du Québec’ invertir 300 millones de dólares para volver a las actividades. Con estos se podrá dar salida a la entradas compradas y que deben devolverse o reagendar.

Por su parte, TPG, Fosun y Caisse de depot et place du Québec serán responsables de crear un fondo de 15 millones de dólares. La idea es proporcionar asistencia financiera a los empleados despedidos.

También el gobierno de Quebéc dará 200 millones de dólares en financiamiento de deuda. Es que el circo es su imagen alrededor del orbe en cuanto a su cultura.

Cirque du Soleil, la compañía de producción teatral más grande del mundo, espera volver pronto a organizar sus hermosos espectáculos. Los directores afirmaron que los artistas y el personal de espectáculos de Las Vegas como de Orlando reanudarán sus espectáculos antes que el resto y no serán despedidos.