‘Smith/Kotzen’ es el excepcional trabajo musical que han compartido con sus fans los guitarristas Adrian Smith y Richie Kotzen. El primero es reconocido músico y guitarra de Iron Maiden. El segundo es ex guitarra de Poison y Mr.Big. Ambos son unos máquinas.

Tras escuchar los temazos de este disco, alucinante para los que nos gusta el «rollo», no es raro que tras publicarse el pasado 26 de Marzo de  2021, haya logrado ser Top 20 en el Reino Unido, Top 1 en Suecia en Rock Charts. Incluso llegó a Top 8 de álbumes en España, Top 5 en sección vinilos, país donde triunfa C.Tangana, el trap, y Bud Bunny. Así de claro.

El primer LP de la dupla tiene nueve canciones, todas bajo el paragua de una potente energía, basadas en riffs y solos bluseros modernos. Se nota que han estado a gusto grabando juntos. Además presentan armonías que logran captar al amante del Hard Rock. A esto se suma lo parecida de la voz de Kotzen con la de Chris Cornell de Soundgarden, fallecido en 2017.

Kotzen canta muy bien y los coros de Smith son perfectos, sin embargo, recuerda mucho a la del cantante de la banda de Seattle, lo que puede perjudicarle y encasillarlo. El ex Poison es un super músico, en muchas ocasiones menospreciado, que deberá ir puliendo este pilar para seguir ascendiendo en el Olimpo del Rock. Sin duda lo conseguirá.

Ambos guitarristas han lanzado en las redes streaming de vídeo «Solar Fire», cuarto single de Smith / Richie Kotzen. Este se filmó en Los Ángeles en abril 2021.

Anteriormente los músicos han liberado los vídeos de «Taking My Chances», «Scars» y «Running».

En tanto, hay que destacar que la grabación de Smith/Kotzen tiene a invitado a Nicko McBrain en la batería. También participó Tal Bergman, que ha girado con Joe Bonamassa y Sammy Hagar, en los temas «You Don’t Know Me», «I Wanna Stay» y «Til Tomorrow. Incluso el propio Richie Kotzen se sentó en la batería y grabó los bajos.

Definitivamente, Adrian Smith y Richie Kotzen han presentando un super disco de Hard Rock y Blues, con visos de rock clásico setentero. Puede que saturen los solos por su dinámica demasiado virtuosa pero eso no quita que este disco sea de los mejores de este año 2021 en cuanto al estilo.

El álbum ha sido grabado en las Islas Turks & Caios, Bahamas, en febrero de 2020. La producción estudo a cargo de los músicos y fue mezclado por Kevin «Caveman» Shirley .