AC/DC esta de vuelta con un entretenido disco, Power Up, que mantiene los clásicos riffs de la banda. Esa fórmula que Malcolm Young encontró en la sala de ensayo junto a su hermano Angus, y que les llevó a la inmortalidad; a ser parte de la historia de la música popular.

Este nuevo trabajo ha sido en su mayoría obra del alma de los australianos, la guitarra rítmica de Malcolm Young. El músico nos dejó en 2017 y antes de fallecer grabó varios demos con los acordes que había que seguir si se publicaba otro álbum.

Y así obedecieron en la banda. El hermano mayor de los Young, que fundó ACDC en Sydney en 1973 junto a su «brother» pequeño, es el motor de Power Up. El disco nos regala la suma no despreciable de 12 canciones perfectas, con estilo, para saltar, para gritar, para volverse loc@ sin parar, y subir el volúmen de la cadena a todo pulmón. Viva el rock and roll y ACDC.

Desde Realize, pasando por Rejection (rock puro desde las entrañas de Chuck Berry ), Shot in the Dark, wild Reputation, Kick You when youre down o Demon Fire, todos los temas suenan frescos, entretenidos.

Power UP de los rockeros de Oceanía, pero escoceses de nacimiento, nos hace olvidar el año 2020 de mierda que hemos vivido con la pandemia del Covid19

Hay que destacar que Power Up no se ciñe fielmente a la fórmula ACDC de los últimos años sino que coge el rock and roll que alimentó a los hermanos young desde los 50 y 60. Ese blues venido de Missisippi, que nunca dejaron de escupir por los amplis. Por ejemplo en temas como Systems Down suena el ritmo de los ochentas o Code Red, parece del disco Fly on the wall.

Es normal; varias canciones las tenían guardadas en el baúl de reserva y ahora las han publicado tras arreglarlas y acomodarlas al sonido actual.

Además PWRUP ha traído de vuelta al cantante Brian Johnson, de 73 años, que tuvo problema de sordera (por un tiempo ocupó su lugar Axl Rose). Volvió también el batería Phil Rudd tras su paso la cárcel, y el bajista Cliff Williams, quien había dejado la banda, agotado de tantas giras.

Tambien se unió Stevie Young, sobrino, que sustituyó a Malcolm. Angus Young sigue estoico en la guitarra principal.

«Todos sentimos a Malcolm a nuestro alrededor, él está ahí. No somos personas de tipo espiritual, pero, vaya, vaya”, señaló a AP Brian.

Malcolm era un personaje muy fuerte en la vida real y su muerte no iba a detener eso. Él estaba allí. En todas partes, y creo que se puede notar en el registro”, destacó el vocalista.