informe CiDOB: España recibe récord de inmigrantes en 2016

CIDOB (Centro de Información y Documentación Internacionales en Barcelona) presentó su Anuario de la Inmigración 2017: “La inmigración en el ojo del huracán”, donde hace un balance del auge de los populismos y su discurso frente al fenómeno de la inmigración como también la crisis de los refugiados que vivió Europa el año pasado. Junto a lleo informa que la llegada de inmigrantes irregulares y de refugiados a través del Mediterráneo ha experimentado un importante descenso. Así, mientras en 2016 los 183.000 llegados a Grecia por vía marítima apenas superaban los 181.000 llegados a las costas italianas.

Durante el acto de presentación los directores científicos Joaquín Arango, Universidad Complutense de Madrid; Ramón Mahía, Universidad Autónoma de Madrid; David Moya, Universitat de Barcelona; Elena Sánchez-Montijano, CIDOB, detallaron algunos de los contenidos destacados del Anuario CIDOB de la Inmigración 2017, destacando los datos de Frontex: en los nueve primeros meses de 2017 los 105.000 desembarcados en Italia han casi cuadriplicado a los 27.400 llegados al país heleno.

El descenso numérico, resultante en buena parte del cierre de la ruta del Mediterráneo oriental y, en menor medida, de los acuerdos firmados por la UE con diversos países de origen y tránsito, ha traído consigo una reducción significativa del número de muertes en el Mediterráneo. Mientras que en 2016 los fallecidos en el mar fueron 4.913, en los nueve primeros meses de 2017 se han contabilizado 2.550, según datos de la OIM. En cuanto al incremento al alza de las llegadas a costas españolas: Si en los últimos 10 años tales llegadas oscilaban entre las 6.000 y las 8.000 anuales, en 2016 se superaron las 10.000 y en los ocho primeros meses de 2017 las 13.000, según datos de Frontex.

También hay un radical incumplimiento del sistema obligatorio de cuotas aprobado por la Comisión Europea para reubicar entre los diferentes estados miembros a 160.000 refugiados llegados a Grecia e Italia, un acuerdo que expiraba en septiembre de 2017. Tan solo una quinta parte del número establecido ha sido reubicado, según datos de ACNUR. España ha sido uno de los países con mayor índice de incumplimiento, a octubre de 2017 tan solo había acogido a 1.983 refugiados, equivalente al 11% de una cuota comprometida de por sí irrisoria.

La libre circulación en el espacio Schengen, una de las piedras angulares de la UE, sigue estando amenazada y sujeta a restricciones; persisten controles de fronteras internas en Alemania, Austria, Francia, Dinamarca, Suecia y Noruega.

Durante 2016 inmigraron a España alrededor de 420.000 personas

Los últimos datos confirman las persistencia de la inmigración. Este supera en un 22% la cifra de 2015 y marca un máximo histórico en la serie de entradas a España sólo superada por el registro récord de 2007-2008 con. En 2016 se registraron alrededor de 325.000 salidas, un 4% menos que en 2015, lo que supone 4 años seguidos de reducción. Tres de cada cuatro partidas al extranjero habrían sido protagonizadas por ciudadanos de nacionalidad extranjera –retornos o re-emigración a terceros países. Los emigrantes de nacionalidad española nacidos en España ascienden a 55.000 personas, cifra levemente inferior a la de 2015 pero mayor que en 2014, por lo que no debería interpretase como una tendencia a la baja en la salida de españoles al exterior.

refugiados ACNUR (I.Pavicevic)

refugiados ACNUR (I.Pavicevic)

En cuanto al tema del asilo, ACNUR informó que en los nueve primeros meses de 2017 se habrían presentado en España 23.200 solicitudes, un número superior a las 16.600 de 2016. Venezuela fue el país que generó más solicitudes de asilo en 2016, seguido de Siria, si bien nueve de cada diez soluciones favorables recayeron sobre solicitantes sirios. En los tres primeros trimestres de 2017, las solicitudes de asilo recibidas por España se acercan al 5% del medio millón de solicitudes presentadas en la UE.

La inmigración de alta cualificación en España, en tanto, presenta unos resultados laborales diferentes y peores que en otros países analizados, lo que se traduce en una menos provechosa utilización por parte del mercado español de las oportunidades aportadas por esta población tan interesante.

Sobre el efecto llamada del Estado del bienestar español, las conclusiones de los autores son claras: ni la literatura empírica confirma la existencia de un efecto imán, ni las características del Estado de bienestar español parecen ser las más adecuadas para ejercer dicho efecto con intensidad. Respecto al mito de la sobreutilización de las prestaciones por parte de los inmigrantes, los inmigrantes pese a tener rentas menores, tienen menor acceso a las prestaciones sociales monetarias. A diferencia de Europa, en España los datos muestran que el aumento del desempleo apenas habría afectado a la opinión de los españoles respecto a conceder los mismos derechos a los inmigrantes.

Nula política migratoria del gobierno PP de Rajoy

En los años transcurridos desde 2011, la política migratoria y de asilo española ha adquirido un perfil cuasi técnico o de tipo gerencial, estacionada en un segundo o tercero nivel de prioridad, por lo que la acción gubernamental ha resultado poco menos que invisible.

Entre 2005 y 2015 se han naturalizado en España más de un millón de extranjeros, la mayoría de ellos después de la crisis de 2008, y de de Latinoamérica. Sobre la actual normativa y evolución de las concesiones de la nacionalidad española, destacan que en esta normativa aún está muy presente un enfoque decimonónico de la nacionalidad vinculado al territorio, las relaciones históricas, el idioma y una cultura común, por lo que es urgente homogeneizar los requisitos de residencia para obtener la nacionalidad y eliminar toda discriminación.

Nadie defiende en público el mantenimiento de la situación actual de los CIE. Reforma o clausura parecen ser las únicas alternativas en un debate enconado, donde las posturas parecen antagónicas. Aunque existen diferencias notables entre los diversos CIE, las instalaciones, servicios y personal en muchas ocasiones ofrecen peores condiciones que las prisiones, aunque últimamente se observa que incluso se está volviendo a habilitar prisiones a los efectos del internamiento (prisión de Archidona, 2017).

Author: Prensa

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.