Chavela Vargas, un alma herida que vivió a su manera

La historia de Chavela Vargas, leyenda viva de Latinoamérica, ha sido plasmada en un documental de muy buena factura realizado por dos norteamericanas que recuperaron cintas de una entrevista a la artista en el año 1991. A partir de ahí se monta este filme que desvela porque su imagen y voz son el corazón de México, una nación machista que la cantante pudo vencer, conquistar y donde rompió moldes como artista, como mujer y como lesbiana.

“Chavela le atraía esa cultura machista mexicana y ella tenía piernas para enfrentársele, no la paraba nadie”, señala la realizadora Dresha Kyi que viajó a Madrid para presentar el documental llamado simplemente “Chavela”.

La vida de cantante fue una montaña rusa. Estuvo a merced del alcoholismo, de la soledad, de la indigencia pero puedo levantarse y terminó siendo homenajeada y presentando su desgarradora voz en Madrid, en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México y cantó en  grandes locales como Carneggie Hall de Nueva York, el Olympia de París.

El documental realizado por Catherine Gund y Daresha Kyi se estrena este viernes 13 de junio en los cines españoles tras triunfar en el festival de Berlín obteniendo el segundo Premio del Público en la sección Panorama Documental. La cinta arranca contando la vida de Isabel que tras nacer en Costa Rica es rechazada por su familia, padre y madre, por su manera de vestir y de comportarse que una época en que era mal mirado usar pantalones y no ser femenina. Incluso cuando era joven se la escondía en la habitación cuando venían invitados. Luego opta por escapar y encontrar su vida en Ciudad de México, donde hace carrera como cantante en tugurios y cabarets.

La soledad fue siempre parte de la vida de Chavela, era su coraza para no sentirse vulnerable. Incluso sus relaciones terminaban pronto porque el amor le quitaba la libertad por la que luchaba diariamente. Ello le llevó a vivir una vida solitaria, no quería depender de nadie.

Chavela vivió en un mundo dominado por hombre y triunfó en él. Era las más recia entre los más recios, los machos. Bebía mano a mano tequila con el gran cantante de rancheras Jose Alfredo Jimenez, quien reconoció su arte y le ayudó a montarse un nombre en México.

El carisma de Chavela generó muchas envidias entre los hombres, a quienes le quitaba sus mujeres, como por ejemplo al empresario de Orfeón, su discográfica, que al enterarse de que su esposa había caído en la cama de la cantante, le negó cantar en México. Incluso Chavela estuvo con Ava Gardner y fue amante de Frida Kahlo en Coyoacán. Era tan fuerte su imagen que nadie se negaba a sus peticiones sexuales.

La artista que amó y odió a su querido México, sufrió la enfermedad del alcoholismo que la alejó de los escenarios durante casi 12 años. Incluso se le dio por muerta. Renació y vivió 20 años más.

Luego fue redescubierta en Madrid en un concierto en la madrileña sala Caracol donde le apoyaron Pedro Almodóvar, Miguel Bosé, Elena Benarroch y Martirio, entre otros.

En la Residencia de Estudiantes de Madrid fue su última actuación. Murió en México  el 5 de agosto de 2012 y los mexicanos le rindieron homenaje tras décadas de negarle el escenario y el cariño.

Sin duda, la historia de Chavela es emocionante y no debes perderte la ocasión de conocer su fuerza arrolladora en este documental que tiene mucho sentimiento e imágenes nunca antes vistas.

Author: Prensa

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *