Joaquin Phoenix interpreta a Arthur Fleck (The Joker), un personaje al margen de la sociedad que sueña con ser payaso, pero carece de gracia.

Por María Eugenia Román

The Joker es presentado por el director Todd Phillips como un villano humanizado, víctima de la infamia de una sociedad que le condena injustamente a la frustración y a la soledad, reabriendo así el debate sobre las causas de la violencia y sobre su justificación.

Una serie de desgraciados acontecimientos le harán perder la cabeza y convertirse en el archienemigo de Batman en este thriller criminal que dirige el creador de la saga Hangover (Resacón en Las Vegas).

La película, que fue reciente premio León de Oro en Venecia, muestra a un Joaquin Phoenix magistral en lo físico y en lo psíquico, su cuerpo, rostro, miradas y sus risotadas estridentes te causan pavor.

También está inmenso Robert de Niro llevando una dentadura postiza y cuya presencia como presentador de realitys nocturnos resulta muy especial.

The Joker es un filme incómodo de ver, perturbador, y a veces desagradable. A la vez es muy retorcido, y su guión te hace reír, llorar y hace reflexionar sobre la venganza, la violencia, el amor.

Una cinta que literalmente te pone los pelos de punta, y muy complicada en esa ambigüedad de fomentar o no la violencia en una sociedad desquiciada.

SINOPSIS THE JOKER (GUASÓN)

«Joker» explora desde su punto de vista personal el mundo de Arthur Fleck. Arthur, que interpreta magistralmente Joaquin Phoenix, es un hombre que se enfrenta a la crueldad y al desprecio de la sociedad.

Vive ignorado por un sistema que le permite pasar de la vulnerabilidad a la inmoralidad. Es un payaso que de día trabaja por horas y de noche intenta convertirse en monologuista… No encaja con la gente que le rodea.

Todo esto lo expone a un ridículo muy peligroso que raya con la violencia. Arthur, que se dedica a cuidar de su frágil madre, busca sin descanso esa figura paterna que nunca tuvo, ya sea el acaudalado empresario Thomas Wayne o el presentador de televisión Murray Franklin. Está atrapado en una existencia que se tambalea ante el precipicio de la realidad y la locura, y una mala decisión va a desencadenar una serie de trágicos acontecimientos.

Un filme recomendable…