The Florida Project, la cara más fea de Disneylandia

Este fin de semana se estrena en los cines de España la película independiente del año que está sorprendiendo a todos los críticos y espectadores. ‘The Florida Project’, dirigida por Sean Baker, quien ya logró el beneplácito de la crítica con la película “Tangerine” , nos presenta un peliculón protagonizado por las debutantes Brooklynn Kimberly Prince (6 años) y Bria Vinait (su madre Halley), y el actor consagrado Willem Dafoe, en uno de los mejores papeles de su carrera posible ganador de los premios Oscar al mejor actor de reparto.

“Me gusta describir “The Florida Project””, comenta el co-guionista y director Sean Baker “como un Our Gang” de nuestro tiempo. Esta obra, también llamada ‘The Little Rascals’, estaba compuesta por una serie de cortometrajes cómicos que produjo Hal Roach en los años 20 y 30, centrada en los niños que vivían en la pobreza durante la Gran Depresión. Su situación económica no era más que el telón de fondo: lo importante eran las aventuras de los niños”, explica Baker.

Willem Dafoe y Sean Baker The Florida Project

Willem Dafoe y Sean Baker The Florida Project

La idea de hacer esta dura película nació cuando el co-guionista y productor Chris Bergoch ayudaba a su madre en su mudanza a Florida, a menudo recorría la Irlo Bronson Memorial Highway, también conocida como US Highway 192, una de las principales carreteras que conducen a Walt Disney World Resort, el palpitante corazón económico de Florida.

Bergoch pronto percibió que, en las propias puertas de Disney, las condiciones de vida no eran tan mágicas. Se sorprendió al darse cuenta de que muchos de los moteles que veía no alojaban a turistas, sino a familias enteras, que no puede comprarse una casa y que viven en condiciones paupérrimas. La desigualdad está a pocos kilómetros del Castillo Mágico de Walt Disney en Orlando.

La creación de Baker coge elementos del cine dogma, su guión no necesita de una historia con climax, ni sexo, ni final feliz, sino que plasma directamente la realidad que se vive en EE.UU. Muestra como la desigualdad  afecta a muchas familias norteamericanas que deben buscarse cada día el pan y los dólares. Pero hay que pensar que lo que The Florida Project desvela con los ojos de los niños la pobreza que se vive en el corazón vacacional del imperio, y que se intenta esconder con la indiferencia. Pero esta situación también se podría extrapolar a Madrid, Londres y a muchos barrios de Sudamérica, Asia y África.

Brooklynn Kimberly Prince y Willem Dafoe

Brooklynn Kimberly Prince y Willem Dafoe

Sin duda, la gran sorpresa de esta película es la niña Brooklynn (6 añitos) que da vida a Moonee, quien sueña con ir a Disneylandia, pero lo más cerca que ha estado es el motel barato a las afueras de Orlando (Florida), en el que vive con su madre Halley, de 22 años: el Magic Castle Motel. Lo más parecido que Moonee tiene a un padre es Bobby (un impecable Willem Dafoe), el gerente del motel, un hombre cauto y diligente que se burla de las payasadas de los niños. En tanto, Halley ha perdido su trabajo e intenta sacar dinero de la venta de perfumes o estafando a turistas. Con todo esto de fondo, promete ser un verano inolvidable para Moonee y sus amigos. Unas vacaciones de verano repletas de aventuras y travesuras, mientras los adultos a su alrededor viven tiempos difíciles.

A lo largo de Estados Unidos, los moteles baratos se han convertido en el último refugio para quienes ya no pueden asegurarse una residencia permanente. Estos indigentes invisibles son cada vez más, y el 41% son familias, que día a día luchan para conservar un techo bajo el que cobijarse. Esta historia se desarrolla en las afueras de Orlando, capital vacacional del planeta, y sede del “lugar más mágico del mundo”.

Cada cierto tiempo un director nos golpea con una realidad que no queremos ver y que se aleja del estereotipo de Hollywood, del cine de efectos especiales. The Florida Project es perfecta para pensar que es hora de que se encuentre una solución a los problemas de viviendas, donde hay una burbuja, una crisis de indigentes que va a más, y que en algún momento explotará de nuevo, con consecuencias inesperadas.

Muy raro que este filme no haya recibido más nominaciones a los Oscar. Especialmente se merecía una mención los niños actores quienes son los grandes protagonistas de este filme.

Author: Prensa

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.