• El cardenal decano, Angelo Sodano, aseguró al diario vaticano L’Osservatore Romano, que le dijomujer_pasa_cruces_erigidas_memoria_mujeres_asesinadas_ciudad_juarez al Papa Benedicto XVI que no esta sólo luego de que se le acusara de pasividad ante casos de pederastia en Alemania y EE.UU. «Consideré que era una ocasión propicia para reafirmar los profundos vínculos de unidad que obligan a todos los miembros de la Iglesia a estar junto al que el Espíritu Santo ha dispuesto que guíe a la comunidad de creyentes», dijo
  • Sodano declaró también que «ahora se enarbola la acusación de pederastia contra la Iglesia» y «antes hubo la batalla del modernismo contra Pío X, después la ofensiva contra Pío XII por su comportamiento durante el último conflicto mundial y luego aquella contra Pablo VI por la (encíclica) Humanae Vitae».
  • Para el decano del Colegio Cardenalicio, Angleo Sodano «detrás de los injustos ataques al Papa hay visiones de la familia y de la vida contrarias el Evangelio» porque el Pontífice «encarna verdades morales que no son aceptadas».
  • El diario estadounidense The New York Times acusó el mes pasado a Ratzinger de encubrir los abusos de un cura pederasta en los 80 durante su época de Cardenal en Munich. Asimismo, el mismo periódico acusó a Benedicto XVI de tapar el caso del reverendo estadounidense Lawrence Murphy, que abusó de 200 niños sordos entre 1950 y 1974

«Ante semejantes ataques nos dicen que nos confundimos de estrategia, que debemos reaccionar de otra manera…la Iglesia tiene su estilo y no adopta los métodos que hoy son usados contra el Papa. La única estrategia que tenemos nos viene del Evangelio», agregó.

Además Sodano declaró que la comunidad cristina «se siente justamente herida cuando se trata de implicarla en bloque en asuntos tan graves como dolorosos de algunos sacerdotes, transformando culpa y responsabilidad individual en culpa colectiva con un acto forzado verdaderamente incomprensible».

«Pero no es culpa de Cristo matiza si Judas lo ha traicionado. No es culpa de un obispo si uno de sus sacerdotes se ha manchado con graves culpas. Y, desde luego, el Pontífice no es responsable», concluyó Sodanlo.

fuente:agencias