• El músico cubano Silvio Rodríguez publicó una carta en la web castrista Cubadebate en la que señala que los habitantes de la isla «queremos cambios» pero «consensuados silvio-rodriguezpor nosotros» y calificó de «insulto», el llamado reciente de artistas e intelectuales españoles a democratizar Cuba.
  • El artículo que fue enviado en un principio al diario El País no fue publicado por el grupo Prisa, cercano a Vargas Llosa y al gobierno de Zapatero. Entonces el cantante y compositor expuso en la web oficialista Cubadebate que «todo lo que se nos haga con asedio y presiones no podremos considerarlo a nuestro favor, sino como un insulto a nuestra autodeterminación, una injerencia».
  • «Un grupo de artistas y escritores españoles ha lanzado una plataforma para democratizar a Cuba. Y cuando un cubano opina diferente, decretan que sus argumentos son cortinas de humo de la dictadura que padece y lo comparan con los franquistas», criticó el cantante.

El cantautor cubano Silvio Rodríguez publicó el 15 de mayo en la página virtual Cubadebate, una carta donde defiende la opción de cada pueblo de elegir su historia y sus movimientos históricos.

De esta manera, el creador de ‘Playa Girón’ se unió «al debate sobre la llamada plataforma para democratizar a Cuba, en el que han intervenido los escritores Arturo Arango y Rosa Montero».

«Pero los dioses parecen haberles castigado. Porque, precisamente por haberse atrevido a investigar los crímenes del franquismo, el Consejo General del Poder Judicial acaba de suspender al juez Baltasar Garzón de la Audiencia Nacional de España», recordó el músico.

«Esta sentencia es un golpe durísimo a una democracia desde la que se pretende juzgar o mandar a juzgar los supuestos defectos ajenos, pero ojo con quien toque a los propios», criticó.

Asimismo, Rodríguez no escatima esfuerzos en criticar a Vargas Llosa en su carta. «Capitaneados por un gran escritor peruano con un largo historial reaccionario, ciertos intelectuales españoles han decidido gastar más horas elucubrando cómo hacernos daño que investigando hasta qué punto viven en una democracia. Algunos parecen más preocupados por Orlando Zapata -un hombre que tuvo el valor de escoger su propia muerte y enfrentarla-, que de los más de cien mil españoles asesinados en la era de Franco».