• El cantautor cubano Silvio Rodríguez apoyó el plan de ajustes que impulsa el Gobierno de Raúl Castro, quien reclamó ante el Parlamento de la isla la máxima exigencia para aplicar las reformas económicas y sociales para así preservar la revolución. También el hermano menor de los Castro pidió rectificar conceptos «erróneos e insostenibles» sobre el socialismo.
  • Rodríguez calificó, aprovechando la rueda de prensa en La Habana para anunciar los resultados de la primera edición del concurso por el «Premio de Creación Ojalá», convocado por los estudios discográficos que creó en la isla, de «esperanzador» el futuro de Cuba y  se mostró optimista con la «dirección» tomada por  Raúl Castro.

Silvio Rodríguez señaló, tras concluir el pasado fin de semana la Asamblea Nacional en Cuba, que «podría decir ahora que este Parlamento ha dicho lo que yo hubiera querido decir»…»producto de la situación nacional y universal», hay que «poner los pies bien puestos en la tierra…me parece que este Parlamento y Raúl están en esa dirección».

El creador de ‘Ojala’, Playa Girón’, o ‘Sueño con serpientes’ ha sido uno de los artistas cubanos que más se ha involucrado para acercar posturas entre Cuba y EE.UU, incluso visitó Nueva york para dar un concierto.

Aprovechando, la rueda de prensa en La Habana para anunciar los resultados de la primera edición del concurso por el «Premio de Creación Ojalá» donde se promociona a jóvenes compositores, Rodríguez apoyó la apertura económica y social que quiere implantar Raúl Castro y terminar con el socialismo estanilista que impedía la creación de empresas privadas y que impedía dar más libertad a los cubanos.

Luego Silvio presentó a los jóvenes compositores cubanos Tamy López y Ernesto Joel Espinosa, que ganaron el premio por el que compitieron 16 obras, cumpliendo el requisito de crear la música para un grupo de unos 10 poemas del escritor Rubén Martínez Villena (1899-1934), con una obra poética destacada que reúne temas políticos, históricos y amorosos.

Rodríguez, de 64 años , explicó que quiere  «estimular la creación» y descubrir talentos con un nivel de «exigencia y rigor» en la aplicación de «requisitos estrictos», basados principalmente en la extensión de las obras que debían tener entre 45 y 60 minutos.

Ádemás señaló el trovador que la experiencia del concurso fue encontrar un «universo enorme» de «creatividad, diversidad, osadía» y de «verdaderas joyas» en la manera de hacer música.

«Había curiosidad por parte de nosotros de saber qué es lo que estaba pasando y un concurso como éste es una forma de indagación y de premiar lo válido», recalcó Rodríguez a EFE.

fuente: agencias