Progresistas buscan apoyo de chilenos en el extranjero

  • El Presidente del Partido Progresista y ex candidato presidencial, Marco Enríquez-Ominami, junto al coordinador de “Progresistas chilenos en el mundo”, Héctor Testa, llamaron a todos los chilenos residentes en el extranjero a unirse al partido para aportar con sus ideas y a su vez, tener una militancia directa con el PRO para lograr el voto de chilenos en el extranjero, sin condiciones.
  • La legislación chileno no considera que los ciudadanos que viven en el extranjero puedan sufragar en elecciones nacionales desde sus países de residencia ya que no se merecen tal derecho por su lejanía ante la realidad de la nación, resume la constitución de 1980 aprobada ilegalmente por el dictador Pinochet y mantenida por los gobiernos de La Concertación. De esta manera, actualmente hay alrededor de ochocientas mil personas sin posiblidad de voto.
  • Además, el voto en Chile es obligatorio (con pena de multas si no se hace uso ) lo que ha determinado que más de un millón de jóvenes no se hayan inscritos en los registros electorales.
  • El miedo de los partidos de centro derecha a que se apruebe el voto voluntario y a el voto de los chilenos en el extranjero se debe a que éste favorecería a la centro izquierda ya que los jóvenes son más afines a esas ideas y a que la mayoría de los nacionales que viven en el exterior son los que se vieron obligados a abandonar el país en las décadas de los años 70 y 80.

“Nuestro movimiento aspira a ser un agente activo para que tal tendencia vaya en dirección de ampliar libertades, derechos y multiplicar capacidades, promoviendo una ciudadanía universal, que sea signo y garantía de una democracia diversa, que resguarde los derechos políticos, económicos sociales y culturales”, planteó el líder progresista.

El fundador del PRO, Enríquez Ominami, también aseguró que en el partido “defendemos e impulsamos el derecho a voto sin restricciones de todos los chilenos y chilenas que se encuentren en el extranjero, como asimismo la proposición sobre resguardo de sus derechos previsionales, el fomento a iniciativas culturales y de promoción de la vitalidad de las comunidades chilenas y un sinnúmero de otras problemáticas asociadas a nuestros compatriotas dispersos alrededor del mundo”.

En tanto, según el nuevo proyecto legislativo que quiere aprobar la derecha dirigida por el magnate Presidente Sebastián Piñera con el apoyo de la Democracia Cristiana para darle voto a los chilenos en el extranjero, se deben establecer ciertas condiciones de procedencia para el ejercicio de este derecho como: “demostrar una cierta cantidad de años de residencia en el extranjero para poder votar, solución adoptada por países como Australia (seis años), Canadá (cinco) y Alemania (diez); o bien, que la procedencia se limite según la naturaleza de la votación (presidencial, parlamentaria, plebiscitos). En contrapartida, se analiza la experiencia de países que no han establecido requerimientos, como México, España y Argentina, concluyendo que en sus votaciones la cantidad de personas residentes en el exterior que han intervenido es poco significativa, con lo que esta alternativa no cumpliría el objetivo de incentivar la participación”, explica la web de la Biblioteca del Congreso Nacional chileno.

Por su parte, Héctor Testa, coordinador de la iniciativa, explicó que las principales razones de la creación de este comité son integrar las ideas de todos los ciudadanos residentes en el exterior y permitirles una militancia directa con el PRO.

“El objetivo de la idea es que el movimiento y el partido sean un instrumento para visibilizar a esos más de 800 mil compatriotas en el exterior, y contribuir a generar un vínculo más permanente y sólido con las comunidades chilenas repartidas por todo el mundo, sus actividades, demandas, y también con el tema central del deseo muy extendido de poder participar en las elecciones chilenas. Un estudio del mismo Gobierno de Chile muestra que más del 70% de los compatriotas en el exterior les gustaría poder participar de las elecciones presidenciales de Chile. ¿Por qué negarles ese derecho que la Constitución supuestamente garantiza a todos los chilenos?”, dijo Testa.

Además, los dirigentes del PRO anunciaron una campaña de recolección de firmas de adhesión a la fuerza política en construcción, y otras iniciativas que tienen como eje central el obtener el derecho a voto desde el exterior. También llamaron a ayudar mediante aportes que contribuyan al financiamiento del PRO, cuestión que garantiza su autonomía y libertad de acción.

Por su parte, en la práctica existe un desigual trato para los chilenos que  están o nacen fuera del territorio, quienes conforme a la  Constitución son chilenos, pero que para ser ciudadanos se les exige  avecindamiento, lo cual, según expertos chilenos, es una exigencia  que conlleva una clara discriminación económica y política, explica la web Chile.com

Author: Emilio Vidanski

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.