David Ali Sonboly, el joven de 18 años investigado por la matanza, y quien sería el presunto asesino de 9 personas en el centro comercial Olympia de Munich, planificó un año por lo menos el ataque. Sonboly utilizó una pistola Glock 17 de 9 milímetros y abrió fuego en un restaurante McDonald’s contra los transeúntes en la calle Hanauer antes de entrar al centro comercial.

David Sonboly sufrió bullying en la escuela/ masacre en Munich

David Sonboly sufrió bullying en la escuela/ masacre en Munich (foto: Policía)

El ataque dejó nueve muertos, siete de ellos adolescentes,  tres de las víctimas mortales son de Kosovo, otras tres de Turquía y uno de Grecia.

10 de los 27 heridos permanecen con estado grave en el hospital de Munich.

Robert Heimberger, jefe de la Policía de Investigación Criminal de Bavaria, informó que Sonboly estaba «obsesionado con los tiroteos masivos».

Sonboly nació y se crió en Munich, no era inmigrante. Además le gustaba mucho los videojuegos violentos donde el jugador tenía que disparar a otros para ganar puntos. No tenía antecedentes criminales y se desconocen sus motivaciones aunque se sabe que estuvo dos meses en una institución mental y sufría depresión. También se sabe que sufría Bullying en la escuela donde asistía y en su feril de Facebook declaraba que odiaba a la gente.

La policía cree que el joven se suicidó ya que encontraron su cuerpo sin vida cerca de centro comercial Olympia dos horas después de la masacre. También las autoridades informaron que se detuvo el pasado domingo a un amigo del joven, un afgano de 16 años que se cree que sabía sobre la preparación de la masacre en el centro comercial.  Fue interrogado y están a la espera de los resultados.

Además por ahora no hay evidencia de que el joven se haya radicalizado bajo el concepto del Daesh.

La línea de investigación que se sigue, tras registrar la casa del atacante en el distrito Maxvorstadt, es que Sonboly le atraían los casos de ataques masivos como el del noruego Anders Breivik, el autor de la masacre en la isla de Utroya en 2011, donde mató a 77 personas en un campamento de estudiantes. La policía encontró muchas documentación como libros y recortes de diarios que hacen pensar que su ataque al centro comercial de Munich fue organizado bajo ataques similares previos.

Otro paso de la investigación es revisar sus ordenadores para ver que se encuentra en su memoria.

El autor del tiroteo de Múnich, según declaraciones de los vecinos, era un joven callado, tranquilo, que trabajaba de vez en cuando como repartido de periódicos. No tenía muchos amigos.

En tanto, el arma que utilizó Sonboly tebnía borrado el número de serie por lo que fue adquirida de manera ilegal en el mercado negro.