Papeles de Panamá: ¿Por qué no dimite el ministro Soria?

  • Que el nombre del ministro de Industria, el canario José Manuel Soria, apareciera en los papeles de Panamá es lo último que le faltaba a Mariano Rajoy, líder del Partido Popular (PP) y jefe de Estado de España, si las nuevas elecciones de junio no dicen otra cosa. Algunos medios achacan a que como no hay gobierno, el ministro no puede dimitir sino que debe inhabilitarse. Pero por higiene democrática, este señor, que ha mentido 4 veces sobre sus empresas offshore, debe dejar su cargo
  • El gran problema de España es que ningún político dimite a su cargo cuando aparece implicado en hechos de corrupción o simplemente ve manchado su ética. Soria formó parte de una empresa en un paraíso fiscal, donde no se pagan impuestos y se esconden ganancias para no declararlas en su país de origen.
  • ¿Rajoy y el PP no han aprendido nada de Islandia? ¿Por que no le pide la dimisión? Esta es otra oportunidad pérdida del PP de ganar más votos y poder formar gobierno tras la baja de Podemos. Pero como siempre es mejor cubrirse las espaldas y perder el voto indeciso, no vaya a ser que el sindicado abra la boca como el contador Bárcenas.
Rechazo de votantes a candidatura del PP - Metroscopia

Rechazo de votantes a candidatura del PP – Metroscopia

Según la info dada a conocer por ‘El Confidencial’ y La Sexta, en colaboración con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que son documentos sobre empresas fantamas creadas por el despacho de abogados panameños Mossack Fonseca (Panamá Papers), el ministro Soria fue registrado como administrador de la sociedad ‘offshore’ UK Lines Limited de Bahamas en septiembre de 1992, junto a dos personas más (Tomás Poggio y Méndez Fernández de Lugo).

Dos meses más tarde de la creación de la sociedad, una carta reclamaba un cambio en los administradores porque no correspondían los titulares. ¿Que pasó? Pues se debía sustituir al ministro por su hermano, Luis Alberto Soria. Luego la sociedad se disolvió en marzo de 1995 de forma rápida, y justo antes de las elecciones autonómicas y municipales en las que Soria (PP) fue elegido alcalde de Las Palmas.

Los informes señalan que entre 1989 y 1995, Soria se puso al frente de la empresa familiar Consignataria Oceanic S.A., que transportaba productos hortofrutícolas por Europa. Además, otro de los administradores de UK Lines Limited, Tomás Poggio, se dedicaba a recibir ayudas agrícolas relacionadas con el plátano que beneficiaban a su empresa. Incluso su padre está metido en el tinglado pese a que el ministro negó que su familia estuviera involucrada en este “negocio”.

Tras conocerse los hechos, Soria respondió a los cuestionamientos desde Lanzarote y señaló que esta empresa era  “exclusivamente comercial… desmiento rotundamente que haya prestado servicio a ninguna compañía que no sea española. Las noticias que me relacionan con Panamá no tienen fundamento”.

Además, el político canario negó que haya sido parte de esta empresa offshore y dijo que era una compañía consignataria con la que había trabajado su empresa familiar.

El lunes 11 de abril también agregó a EFE que “yo soy el primer interesado en que el caso se aclare”… “en el año 92 ni si quiera era afiliado del PP y que empecé en política en 1995”.

Pero las hemerotecas son duras para quienes no recuerdan bien lo que han hecho en su vida pasada. Soria sostuvo hace unos días atrás que “quien aparezca en los papeles de Panamá debe salir inmediatamente a justificarlo”.

La gran estupidez del PP es de nuevo avalar a alguien como el canario, que en su tierra no tiene fama de “Legal”.  No se puede intentar gobernar y mostrar caras nuevas, como la Levy, y luego justificar versiones que no tienen justificación: si formaste parte de una empresa que no quería pagar impuestos, no puedes ser un funcionario público y pedir sacrificios al ciudadano de a pie.

Lo más escandaloso de todo fue la justificación del vicesecretario, Pablo Casado, que como un monigote declara que destaca que Soria “sea tan firme en la defensa de su honaribilidad como para pedir una comisión rogatoria para demostrar su inocencia”.

¿Por que no despierta Rajoy y obliga a dimitir a todos lo implicados en estos casos de corrupción como pasó en Islandia?

La respuesta es que todavía los políticos de la generación de los 90, de la bonanza y el pelotazo, se sienten intocables. Lo que está claro es que la defensa corporativa se ha acabado en España, gracias a dios / o al diablo, y los españoles no la aceptan haciéndoselo saber en las urnas. Otra vez Rajoy ha perdido la oportunidad de ser ganar las elecciones rápidamente, sólo por cabeza dura y actuar cuando se debía actuar. La mala actitud de Podemos para formar gobierno y su nueva cara estanilista, le habían devuelto votos al PP. Ahora los han perdido de nuevo.

Sin embargo el gallego más tranquilo del mundo sigue en sus trece. No piensa en que esto es un handicap en vísperas de una posible repetición de elecciones, y no quiere mejorar su cara frente a la corrupción que sigue acechando a los populares como uno de los principales problemas que arrastran a la hora de someterse al examen de las urnas. Y Soria no le beneficia a los conservadores como tampoco Bárcenas en su tiempo.

Desde ya Ciudadanos, el partido mejor valorado por los españoles en los últimos meses por su política a favor de limpiar las instituciones y por ser el único partido que ha intentado formar gobierno en España, pidió a Rajoy que compareciera para que avale a Soria.

¿Lo avalará Rajoy? No lo sabemos aunque si es que esta vez el gallego ha perdido la oportunidad de que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, le apoye. Y que los españoles le crean por lo menos un 10%.

Todo es muy turbio alrededor del PP. La verdad es que aún no sabemos ni siquiera cuántos de los peperos y empresarios “amigos” que se han beneficiado de la amnistía fiscal, tenían  empresas ‘offshore’ en Panamá. El señor Montoro aún no nos da esa información

Rajoy no es un presidente limpio, como dice Rivera, el nuevo nuevo pipiolo de la polìtica española, que además pide que acuda a las Cortes para explicar este nuevo “follón”.

Es que Rajoy, no basta con salir en Salvados. Hay que ser presidente, no parecerlo.

Author: Prensa

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *