Con el motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de la Mujer, CasAmérica de Madrid acogió el pasado lunes 25 de noviembre tres charlas sobre violencia de género y corrupción, que nos abrieron los ojos sobre un tema muy importante, que hay que ponerle coto.

La primera de las ponentes fue de Mercedes Hernández, directora de la Asociación de Mujeres de Guatemala AMG.  Mercedes abordó el tema del ‘Feminicidio: de la necropolítica a la lucha contra la impunidad‘. Hernández denunció cómo el feminicidio es la unión de tres lógicas del poder: el patriarcal, el colonial y el neoliberal. «El genocidio más antiguo que la humanidad conoce es el feminicidio», recalcó.

La necropolítica, concepto del filósofo camerunés Achille Mbembe, está basada en la idea de que para el poder unas vidas tienen valor y otras no. El neoliberalismo crea políticas para quienes no son rentables, y estas van matando de a poco al excluido.

La guatemalteca dio algunas cifras que muestran lo grave del problema de la violencia de género en el mundo. Los datos confirman que más de 11.000 mujeres han sido asesinadas entre 2000 y 2009. Además más de 100.000 mujeres fueron violadas durante los conflictos armados. 

LAS MUJERES HAN SIDO LAS OLVIDADAS DE LOS CRÍMENES DE LA HUMANIDAD

Asimismo, Hernández sostuvo que los Estados no defienden a las mujeres frente a las amenazas machistas. En definitiva no cumple su obligación legal y social que es protegerlas. «Las mujeres hemos sido históricamente las olvidadas en los crímenes de la humanidad», criticó.

La investigadora terminó su charla pidiendo que los feminicidios se consideren crímenes internacionales y que se luche por un feminismo interseccional que hable de las luchas históricas de las mujeres.  «Las muertes de mujeres no son crímenes aislados. Se invisibilizan los hilos que matan a las mujeres. Pero el común denominados es el machismo.»

En este video de CasAmérica podéis ver todas las charlas

Por su parte, Mercedes de Freitas, fundadora y directora ejecutiva de Transparencia Venezuela, profundizó sobre la falta de una justicia efectiva y la extorsión sexual. En su opinión la mujer no tiene ningún mecanismo para hacer frente a la violencia que padece.

Para Freitas la relación entre pobreza y ser mujer es muy sintomática. Incluso denuncia que en las fronteras se dan miles de delitos que se pasan por alto como por ejemplo, la trata de mujeres.

Levantar la voz por todas las mujeres sometidas a la explotación sexual y a la violencia

La subdirectora de El Tiempo de Colombia, Jineth Bedoya, e iniciadora de la campaña, No es hora de callar, concluyó la interesante charla.

Su discurso rozo el activista y se dirigió a denunciar la falta de derechos humanos de las mujeres. Asimismo destacó el poco trato de las autoridades hacia las víctimas cuando sufren esta violencia.

La periodista fue víctima de secuestro, tortura y violación sexual por parte de paramilitares cuando realizaba un reportaje en una cárcel a las afueras de Bogotá. A través de su testimonio en primera persona desveló que las autoridades en Colombia no ayudan a las mujeres en su tratamiento de reincorporación a la sociedad. «Quienes sufren son incapaces de volver a levantar la cara, volver a pensar en tener una relación con alguien o volver a amar», manifestó Bedoya

Amércia Latina es uno de los continentes que más sufre la violencia de género. Si bien no existen cifras reales de mujeres violentadas, Bedoya subrayó que «en América Latina han pisoteado nuestra dignidad, somos la región del mundo que más violenta a las mujeres».

La violencia de género se manifiesta de forma física, sexual y psicológica.

Hay diferentes tipos de violencia. Aquí te dejamos los que se repiten habitualmente alrededor del mundo y que puedes reconocer:

  • Violencia por un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, femicidio);
  • Violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero, acoso cibernético);
  • Trata de seres humanos (esclavitud, explotación sexual); 
  • Mutilación genital, y 
  • Matrimonio infantil.