Loving Vincent: El filme en óleo que no cree en el suicidio de Van Gogh

Loving Vincent es el filme que hay que ir a ver este fin de semana. Su estreno en las salas españolas es el viernes 12 de enero (Karma Films) y no os arrepentiréis de pagar la entrada. No sólo tiene el atractivo de contar la sospechosa muerte (suicidio firmó el informe de la época) del gran pintor moderno Van Gogh sino que es una producción titánica, un viaje impresionante: es el primer filme pintado al óleo de la historia del cine.

La película, escrita y dirigida por Dorota Kobiela y Hugh Welchman, cuenta la historia de como una bala en el abdomen y otra en el pecho le quitaron la vida a Vincent van Gogh. Es un trágico final el que vivió el holandés, aunque toda su vida transitó por ese camino (de su magnifica obra sólo vendió un cuadro y vivía en la miseria), que se explica en 65 mil fotogramas pintados al óleo por 125 artistas. Pero no es sólo animación, Loving Vincent se grabó con actores y luego fue pintada, siguiendo el estilo de Van gogh, a mano fotograma por fotograma.

“Vincent Van Gogh es probablemente el único pintor que en su carrera abordó un espectro tan amplio de temas que son muy personales: su habitación, su bar favorito, su cartero… De hecho si pones los cuadros uno detrás del otro casi crean las viñetas de un guión”, explicó a Efe la cineasta Kobiela.

El protagonista de la historia es un personaje pintado por Van Gogh (1853-1890). Es un hombre que vivió, el hijo del cartero de Van gogh llamado Armand Roulin, que se embarca en un viaje al lugar donde murió el pintor, Auvers-sur-Oise, para descubrir qué le pasó a aquel artista loco que había entablado una gran relación con su padre. El cartero visitaba constantemente a Van Gogh debido a la gran cantidad de cartas que éste mandaba a su hermano Theo, su gran apoyo afectivo y económico.

Si bien la versión oficial determinó que el artista holandés, que padecía de una enfermedad mental que le había llevado a cortarse una oreja en un ataque de locura, se había suicidado, todavía existen varias teorías que generan dudas sobre este hecho. Por ejemplo, que el arma nunca se halló y que el cuerpo del pintor se encontrara a casi un kilómetro de distancia de donde murió, explicó Kobiela.

“Es extraño que Van Gogh se suicidara justo en el momento en que empezó a tener de éxito, cuando comenzó a recibir el reconocimiento que su obra merecía, e incluso tenía una exposición independiente en París”, señaló la directora a EFE.

Graduada en la Academia de Bellas Artes de Varsovia, la directora Dorota Kobiela fue galardonada como “Ministra de aprendizaje de la Cultura” por sus notables logros en el arte de la pintura y el diseño gráfico durante cuatro años consecutivos. Dorota descubrió el cine a través de amigos y conocidos, e inmediatamente se formó en la Escuela de Cine de Varsovia.

Dorota ha dirigido también un cortometraje de acción real, The Hart in Hand (2006) y cinco cortometrajes de animación – The Letter (2004), Love me (2004), Mr. Bear (2005), Chopin’s Drawing (2011) y Little Postman (2011). Hasta donde se sabe, Little Postman es el primer cortometraje hecho con pintura en animación estereoscópica, y ganó el premio a Mejor Corto Estereoscópico en el LA 3D Film Festival, en el 3D Stereo Media (Liege), y en el 3D Film & Music Fest (Barcelona).

Para su sexto cortometraje de animación, Loving Vincent, Dorota intentó combinar su pasión por el cine y la pintura, y se propuso pintar el metraje entero ella sola. Sin embargo, una vez el proyecto cobró forma de largometraje, tuvo que volcarse en el guión y la dirección, y delegar la pintura a otros 125 pintores. Loving Vincent es su primer largometraje.

Sinopsis: Francia, verano de 1891. El joven Armand recibe una carta de su padre, el cartero Joseph Roulin, para entregarla en mano en París al hermano de su amigo Vincent Van Gogh. Pero en París no hay rastro de Theo, del que cuentan que murió poco tiempo después de que su hermano Vincent se quitara la vida.

Así comienza “Loving Vincent”, la primera película realizada al oleo de la historia del cine. A través de más de 65.000 fotogramas animados, pintados a mano por artistas de todo el mundo, la película da vida a los cuadros de Van Gogh recorriendo la misteriosa vida del pintor a través de las cartas que con frecuencia escribía a su hermano pequeño Theo.

Author: Prensa

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *