La brutal burocracia del sistema de bienestar británico

El cineasta británico Ken Loach, 80 años, estrena en España este viernes 28 de octubre su nueva película I, Daniel Blake, con la cual ganó la Palma de Oro de Cannes en 2016.

Yo, Daniel Blake / KenLoach

Yo, Daniel Blake / KenLoach

” I, Daniel Blake” muestra sin filtros el humillante sistema laboral actual (horas mal pagadas y empleo precario) y la brutal burocracia que se ha apoderado de la seguridad social inglesa.

Espeluznante es ver cómo la aprobación de las ayudas para discapacitados, la aprobación de las pensiones, se basa en cumplir requisitos estúpidos que no solucionan nada sino que están creados para cansar al solicitante de estas y no vuelva más a los servicios sociales.

La conclusión es que el sistema neoliberal está hundiendo día a día a los trabajadores más vulnerables con sus recortes sociales. Todo es un círculo vicioso que cuando logra romperse ya es demasiado tarde.

El cineasta inglés presentó el filme en Cannes con su fiel guionista Paul Laverty y señaló en la rueda de prensa que “hay una crueldad consciente en la forma en que organizan nuestras vidas en estos tiempos … No es un problema sólo para la gente de nuestro país, es algo que ocurre en toda Europa”.

Además denunció que el sistema neoliberal tiene una discurso que repite siempre y es que la culpa de todos los males son de la gente más vulnerable, a la que hacen creer “que es culpa suya si son pobres, que es culpa suya si no han encontrado un trabajo”.

‘Yo, Daniel Blake’ cuenta la vida de Dan (interpretado por el cómico Dave Johns), un carpintero que ha sufrido un infarto y que aún no puede volver a su trabajo, según los médicos, mientras que el sistema de seguridad social le obliga a buscarse un empleo bajo la amenaza de perder el subsidio.

En una de sus visitas a la oficina de empleo conoce a Katy (Hayley Squires), una madre soltera con dos hijos pequeños sin trabajo, que no tiene dinero ni para comer y a la que sancionan sin subsidio de desempleo por llegar tarde a una cita en la oficina municipal.

Paul Laverty y Ken Loach

Paul Laverty y Ken Loach

La historia fue muy aplaudida por los espectadores y los periodistas en Cannes. Tiene como centro a una pareja que funciona a la perfección con momento emotivos que te harán soltar algunas lágrimas. Por supuesto, el guión es de gran factura. Paul Laverty, el colaborador habitual de Loach, nos presenta un ambiente sombrío de la burocracia, con diálogos inteligentes y escenas hilarantes.

Loach declaró en Cannes, donde ganó la Palma de Oro 2016 por este filme, que el desempleo en el Reino Unido no es de 2 millones de personas como ha informado el gobierno inglés.

La realidad es otra: hay cuatro millones de personas que están viviendo en la miseria y no tienen trabajo. Muchos ya no están en los registros del paro debido a que no solicitan más la ayuda, cansados de los trámites burocráticos, y por ende quedan en la lista de los que han encontrado trabajo. En resumen: que los datos del desempleo están muy bien maquillados.

Asimismo, Loach inficó que quienes peor lo estan pasando son los minusválidos, que tienen una tasa de suicidios muy alta y no pueden sobrevivir al brutal sistema que les niega las ayudas sociales. La respuesta de la gente que está muy mal económicamente, según Loach, es humana porque sienten “una gran frustración, dolor, desesperación”, aunque logran resistir gracias a la ayuda de sus vecinos o gente que trabaja de voluntarios en bancos de comida u ONGs.

Por su parte, Laverty contó que para realizar la película recogieron información por toda la isla, conocieron bancos de alimentos y escucharon a la gente que vive la situación de desempleo. “Es impresionante la gente vulnerable que está afectada por esta situación”, dijo el guionista.

Agregó Laverty: “conversamos también con trabajadores del sistema de pensiones quienes reconocieron la humillación que ellos sufren porque se ven forzados a tratar a la gente como si fuesen un número, un don nadie”.

 

Author: Prensa

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.