La Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI), que representa a la industria del negocio musical, ha publicado su informe anual referente a 2018. En el documento confirma que el formato físico ha caído en picada frente al streaming.

Justamente cuando se cumple un año desde que Spotify, el rey del streaming, comenzó a cotizar en la Bolsa de Nueva York las cifras dan un nuevo escenario. Es que el mundo escucha la música en la red, siendo la fuente principal de ingresos.

El gráfico que tenemos a continuación muestra que el volumen de negocio mundial del formato físico ha disminuido desde los 12.000 millones de dólares estadounidenses anuales a los 4.700 millones de 2008 a 2018.

estado de la industria 2019
Informe negocio música streaming mundial 2019

En cambio, los ingresos generados a través de plataformas de streaming han aumentado de 300 millones de dólares en el ejercicio de 2008 a 8.900 millones el año pasado.

Otro dato interesante del informe de IFPI es que las descargas han caído casi un 40% en todo el mundo y que los fanáticos de la música prefieren las plataformas online. Por ello el negocio en este formato streaming crece a pasos de gigante.

Negocio digital y streaming por continentes

En el continente América Latina crecieron los ingresos por streaming un 16,8%, la tasa más alta de crecimiento a nivel mundial.

La región reflejó tendencias globales con disminuciones en los ingresos físicos (-37.8%) y descargas (-45.0%), pero con fuertes resultados en transmisión y pago por streaming (+ 39.3%).

Por ejemplo en Brasil, el mercado más grande de América Latina, continuó su trayectoria ascendente. El país carioca aumentando en un 15,4% y registrando una de las tasas más altas de crecimiento digital en los 10 mercados principales (38,5%). Chile, México y Colombia también registraron ganancias notables, que aumentaron un 16,3%, 14,7% y 9,0%, respectivamente.

EE.UU: un mercado predominantemente digital

En América del Norte registró otro año de crecimiento de dos dígitos, con un incremento del 14.0%, aunque a una tasa ligeramente más baja que en 2017 (+ 17.1%).

El fuerte crecimiento de la transmisión (+ 33.4%) compensó la disminución en los ingresos físicos (-22.0%), que mostró una tasa de disminución marcadamente más rápida que el año anterior (-4.3%).

Mientras que el mercado de Canadá se mantuvo plano (+ 0.5%), los EE. UU registraron un aumento del 15.0% y mantuvieron su posición como el mercado de música más grande del mundo.

EE.UU es un mercado predominantemente digital (74.2% de los ingresos por música grabada),y es el formato de más rápido crecimiento en los EE. UU. Además la transmisión de pago representó más de la mitad (59.4%) de los ingresos digitales.

Global Top 10 Digital Singles 2018

Camila Cabello es la más escuchada en streaming

En Europa el streaming gana pero ingresos caen

Europa registró un crecimiento moderado (+ 0,1%) en 2018, con una imagen variada para los países de la región. Hubo un crecimiento en algunos de los mercados nórdicos, con Suecia y Noruega creciendo 2.8% y 1.7% respectivamente, y un fuerte crecimiento en mercados como Austria (+ 20.0%) e Irlanda (+ 7.5%).

Alemania fue el único top 10 en el mercado europeo en ver una disminución en los ingresos (-9.9%), en parte debido a su continua transición fuera de un mercado liderado por el físico, y fue superado por el Reino Unido (+ 3.1%) como el mercado más grande en la región.

En general, el streaming de pago en Europa aumentó un 29,2%, mientras que los ingresos físicos disminuyeron un 19,4% y las descargas un 24,3%. Los ingresos por derechos de rendimiento para la región cayeron un 6,7%, la mayor caída en esta área de cualquier región, lo que contribuyó a un crecimiento más lento del territorio.

En Asia, Japón es líder de streaming

En 2018, Asia y Oceanía avanzaron hasta convertirse en la segunda región más grande del mundo en cuanto a ingresos físicos y digitales combinados, con un crecimiento del 11.7%.

Hubo un fuerte crecimiento en digital (+ 26.8%), impulsado por la transmisión de audio de pago (+ 29.5%), que compensó una continua disminución en las descargas (-7.1%).

China, un nuevo participante en el top 10 mundial el año anterior, subió a la séptima posición en 2018.

El mercado más grande de la región, Japón, también experimentó un crecimiento (3,4%) luego de una caída del 2,9% el año anterior.

Esto fue impulsado por las ganancias en transmisión (+ 32.6%) junto con un retorno al crecimiento en los ingresos físicos (+ 2.3%). Corea del Sur (+ 17.9%) y Australia (+ 11.0%) también registraron un crecimiento notable.