El cineasta británico Ken Loach siempre toca donde más duele: las desigualdades. Ahora pone su foco en la explotación o ‘uberización’ de la economía.

El último socialista de la isla de Albión, como se define él mismo, estrena este jueves 31 de octubre en los cines Golem de España; Sorry, We Missed You‘, donde muestra como afecta a una familia de Newcastle en 2019 las nuevas condiciones laborales en la época de Uber, Amazon, Glovo, etc.

La historia comienza cuando Ricky y su familia luchan contra las deudas que han contraído por las hipotecas subprime en 2008. Han perdido su casa, trabajo y empresa. Para salir del atolladero Ricky decide convertirse en autónomo y participar en una franquicia como repartidor al volante de su nueva camioneta. El protagonista asume todos los riesgos, mientras que la empresa no asume ninguno.

De esta manera, como única forma de sacar un sueldo digno, Ricky, hincha del Manchester United, debe trabajar más 12 horas al día entregar decenas de productos aunque le cuesta la vida. Su jefe se lo ha recalcado, deben ser los más rápidos en despachar paquetes cueste lo que cueste. Además, si no entrega no cobra.

En tanto, su mujer Abby es una asistente social que cuida personas mayores y con movilidad reducida. Sólo cobra por visita, no tiene contrato, ni bono de transporte y también tiene una jornada muy larga.

UBERIZACIÓN : EL TRABAJADOR SE EXPLOTA A SI MISMO

El director de ‘Tierra y Libertad’ nos presenta una historia triste, dura, directa al mentón. Es el cine social y de denuncia que le caracteriza. Loach no da concesiones y disecciona como un cirujano lo que están viviendo millones de trabajadores alrededor del mundo como riders, correos, repartidores, o como parte de un empresa de trabajo temporal, ETT.

En definitiva denuncia lo que nos han vendido como la panacea pero al final es una estafa: la uberización de la economía ha generado esclavos modernos sin protección. Lo peor de todo es que nosotros, los consumidores somos quienes sostenemos este sistema donde un click es el arma de fuego.

Sorry We Missed You  es un título que Loach cogió de los repartidores británicos cuando no pueden entregar la mercancía por que el cliente no esta en casa. El guión es obra de su fiel compañero Paul Laverty. Los protagonistas de esta historia está encabezado por Kris Hitchen junto a Debbie Honeywood, Katie Proctor y Rhys Stone.

Loach señala que lo peor de este sistema ultracompetitivo de repartidores es que el trabajador se explota a sí mismo. Lo que termina siendo perfecto para las grandes empresas ya que ellas no se hacen cargo de nada, ni seguros, ni Seguridad Social, ni de las pérdidas, sólo perfeccionan el engranaje de compra y ganancias. Al final sólo importa reducir costes y optimizar beneficios.

TRABAJAR SIN TIEMPO PARA NADA

El mensaje final del filme es que las nuevas fórmulas de empleo, la falta de tiempo y la explotación del trabajador esta generando un impacto bestial en las familias. ‘Sorry we missed you’ es una gran película. Sin finales apoteósicos ni superhéroes. Es la realidad pura que te abre los ojos ante lo que estamos viviendo en la Era del móvil y la inmediatez.

Loach obtuvo dos Palmas de Oro en Cannes con esta película y se presentó en el Festival de San Sebastián logrando el premio del público a la mejor película europea.