El escritor Joaquín Camps recibió el Premio Azorín de Novela 2019 por “La silueta del olvido”. Camps destacó al recibir el galardón en la ceremonia que «los escritores deben entretener y hacer reflexionar sobre problemas personales y sociales».

Por María Eugenia Román

En “La silueta del olvido” Camps teje un trepidante thriller psicológico, con personajes esperpénticos y bastante humor negro.

La escritora Nuria Gagó, ganadora del premio el año pasado, presentó la Novela en el Hotel Intercontinental de Madrid. Gagó dijo que “’La silueta del olvido’ tiene tantos giros y sorpresas que el lector deberá realizar un viaje para descubrirlos».

Personajes imperfectos en Premio Azorín

La novela ganadora esta protagonizada por la inspectora Claudia Carrera, que investiga el secuestro de Lara Valls, la hija adolescente de una influyente familia valenciana. La protagonista es coja y poco agraciada, oculta su femineidad bajo una coraza para sobrevivir en un mundo de hombres.

«A lo largo de la novela intento que se desprenda de todas sus corazas para ser ella misma y defender su femineidad en un mundo masculino», apuntó.

El catedrático y economista valenciano se alzó con los 45.000 euros del Premio Azorín de la Diputación de Alicante y editorial Planeta. “En la vida la perfección es muy aburrida y en mis novelas intento reflejar la realidad cambiante de la vida”, dijo Camps.

Por su parte Camps, que es profesor de la Universidad de Valencia, recordó al escritor colombiano Gabriel García Márquez. «El es mi referente, hace años lo leí y me ha influido inconscientemente».

El novelista también develó que le encantaría ver sus novelas convertidas en películas. O que se hiciera una serie con ellas ya que «las series me han contaminado en el buen sentido, con esa sobredosis emocional que provocan».

Asimismo se mostró animado a crear una saga con alguno de sus personajes, «siento nostalgia de muchos de ellos, y me parece más creativo construir nuevos universos y volver a utlizarlos”.