La Iguana vuelve con un discazo. Iggy Pop ( 21 de abril de 1947) pese a tener 72 «pirulos» sigue más vivo que nunca. Ahora presenta Free, un disco denso, atractivo musicalmente, con riff demoledores y pizcas de jazzy. El sonido neoyorkino es gracias a los metales que le acompañan en varias de las canciones, destacando el segundo: ‘Love Missing’.

James Osterberg, líder de los Stooges, es un hombre incombustible. Ahora ha cogido el testigo que dejó su amigo David Bowie, el disco ‘Black Star’ que nos regaló antes de morir, y consigue unos sonidos, unas canciones alucinantes, donde el espíritu de Miles deambula entre ellas.

«Este es un álbum en el que otros artistas hablan por mí, pero presto mi voz… Al final de la gira Post Pop Depression, estaba seguro de que me había librado del problema de inseguridad crónica que llevaba arrastrando a lo largo de toda mi vida y mi carrera», explicó Iggy.

Agregó La Iguana que «también me sentía seco. Y sentía que quería ponerme gafas oscuras, darme la vuelta y marcharme. Quería ser libre. Sé que es una ilusión, y que la libertad es solo algo que sientes. Pero he vivido mi vida hasta ahora creyendo que lo que sientes es lo que vale la pena perseguir; todo lo que necesitas. No necesariamente felicidad o amor, sino la sensación de ser libre. Así que este disco es simplemente algo que me ha pasado, y he dejado que suceda».

IGGY POP, ENTRE NUEVA YORK Y LOS ANGELES

Sin duda, Iggy experimenta en muchas partes del disco, como en ‘James Bond’, o en ‘Sonalí’. aunque luego juega en ‘Dirty Sanchez’ con el pop más cercano al respetable. El tema ‘Page’ nos recuerda a las calles de Nueva York, e incluso podría utilizarse en una peli de Martin Scorsese, ya que la melodía es hermosa y depresiva, mientras el crooner nos deleita con su voz ronca.

Esa melancolía jazzera sigue en ‘We are de People’, en ‘Do not go gentle..’, en ‘The Dawn’ y nos confirma que Osterberg es un artista, un poeta, que se mantiene entre los mejores porque sabe evolucionar. Y por supuesto sigue siendo el más rockero de todos.

Gran disco de Iggy Pop, con mucha atmósfera, jazzy, rock y estilo.