Filmin estrenó en España el pasado martes 8 de octubre la miniserie «Héroes invisibles». La coproducción chileno-finlandesa se ambienta durante el Golpe de Estado el 11 de septiembre de 1973. La junta militar liderada por el General Pinochet se toma el poder y destituye al gobierno de Salvador Allende. A partir de ahí comienza la persecución de los comunistas y socialistas. La muerte se huele en todo Chile.

La serie de 6 capítulos es dirigida por la cineasta chilena Alicia Scherson («Play», «Turistas» y «El futuro») junto al finlandés Mika Kurvinen.

Héroes Invisibles se centra en las gestiones realizadas por el diplomático finlandés Tapani Brotherus, que se jugó la vida para sacar del país a unos 2.000 refugiados chilenos rumbo a Europa. El destino final de mucho exiliados fue la Alemania Oriental, RDA.

HÉROES INVISIBLES : UNA SERIE FRÍA

El relato, escrito por la dramaturga chilena Manuela Infante y la guionista Tarja Kylma, cuenta con seis episodios de 50 minutos cada uno.

La serie comienza con los últimos días del gobierno del presidente socialista Salvador Allende y se sumerge en las redes políticas que los diplomáticos europeos van generando en el país andino. Especialmente los diplomáticos europeos intentar salvar de la muerte a los acusados de «comunistas» por los militares chilenos.

El protagonista Pelle Heikkilä da vida al Schlinder finés, Tapani Brotherus, que pese a la reticencia de su gobierno, recibe a decenas de perseguidos chilenos en su casa. En su mayoría son militantes del gobierno de Allende. También gestiona visas enfrentándose a los burócratas y militares golpistas.

Pese a tener una buena fotografía y una ambientación muy profesional cae en el problema de ser una telenovela muy edulcorada, muy limpia y fría. Ni el guión ni las actuaciones logran transmitir los días de oscuridad y muerte que se vivieron en Chile al asumir el poder total los militares golpistas.

Aunque se agradece que se intente reproducir esos días tan terroríficos para muchos chilenos que tuvieron que huir del país sudamericano o murieron torturados, Héroes invisibles adolece de fuerza dramática. Incluso en algunos momentos falta más conexión entre la fuerza actoral y las escenas.

Además cuando se intenta representar los centros de torturas parece más un happening que una real cárcel. Como por ejemplo las escenas del Estadio Nacional, donde eran llevados los disidentes para interrogarlos o matarlos, vemos a un reo con sangre de serie B, sin despeinar.

DEATH LIST DE HEIKKI HIILAMO

Hay que destacar en Héroes invisibles al actor Mikael Persbrandt («El Hobbit») que cumple el rol de embajador de Suecia, Harald Edelstam. Y a Sönke Möhring, actor alemán que es embajador de la RDA en Chile.

El reparto lo completa un variado grupo de actores finlandeses y chilenos, la mayoría trabajan en telenovelas.

Por si queréis leer la novela de no ficción desde donde se sacó la idea de Héroes Invisibles , os damos el nombre: «Death Lists» de Heikki Hiilamo.