Gobierno de Macri le pega a Maduro en Madrid: Venezuela no es una democracia

El ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, aseguró en Madrid este jueves que “Venezuela no es una democracia” y pidió la liberación de los “presos políticos”, además de mostrar que su país está abierto a recibir a los emigrantes venezolanos.

“Nuestro gobierno frente a Venezuela es firme y que Argentina  es uno de los primeros países en alertar de que Venezuela no es una democracia y no respeta los derechos civiles”, acusó Dujovne y agregó que “ingresan en Argentina decenas de miles de emigrantes venezolanos” y  “Buenos Aires es una ciudad cada vez más poblada” por personas de dicha nacionalidad. “Estamos encantados de recibirlos”, aseguró.

Además Dujovne indicó que Argentina “no tiene ninguna relación comercial con Venezuela” y que no hacen transacciones con criptomonedas, “y menos aún con el petro”, criticó.

No más Kirchnerismo

El ministro de Hacienda de Argentina, también le pegó fuerte a los gobiernos kirchneristas y señalo que e país sudamericano “dejó atrás el populismo” recuperando la economía Argentina y “mirando al mundo”, para lo que cuenta con el apoyo de España como uno de sus “principales socios”.

La intervención la hizo en el ‘Foro España Internacional. Comercio, Inversión y Diplomacia’, organizado por Nueva Economía Fórum, en el que destacó que los “doce años de populismo” de los anteriores gobiernos generaron en Argentina “enormes distorsiones económicas y culturales” en cuanto el respeto a la ley, su inserción en el mundo, y sus relaciones con las “naciones amigas” entre las que destacó a España. “Argentina ha vuelto a mirar al mundo”, añadió.

Así, el ministro argentino explicó que los anteriores gobiernos habían perjudicado las relaciones comerciales internacionales y dejaron el país sin credibilidad, en bancarrota y sin reservas. “Contra eso tenemos que remar, el punto de partida es desafiante, pero lo afrontamos con entusiasmo y sabiendo que contamos con el respaldo de las naciones amigas”, aseguró.

En esta línea, Dujovne indicó que su gobierno busca “crecer con bases sostenibles”. En este sentido, aseguró que “hoy hay enormes posibilidades de inversión en Argentina” y destacó sectores en auge como la construcción, con potencial, como la minería, o necesidades en materia de infraestructuras de transporte y en defensa.

Argentina sin deficit en 2021

También el ministro Nicolás Dujovne, señaló este jueves que su Gobierno espera acabar con el déficit público y alcanzar el equilibrio presupuestario en 2021 gracias a la reforma tributaria “más ambiciosa de su historia”.

Según explicó Dujovne, su gobierno se ha propuesto reducir en un punto porcentual por año, un déficit primario que cuando el actual gobierno llegó al poder heredó en el 5,4% del PIB. Así, Argentina cerró 2017 con un déficit del 3,9% y tiene como objetivo para 2018 el 3,2%, el 2,2% para 2019, y lograr el equilibrio en 2021.

Para lograr esto, Dujovne señaló que el Gobierno actual llegó con “una presión impositiva récord”, por lo que asumieron el reto de bajar el déficit al mismo tiempo que bajaban los impuestos. Así, señaló que el gobierno de Macri ha eliminado impuestos por un valor del 2% del PIB, al considerar que “es la única opción” para que crezca la actividad económica.

A este respecto, señaló que, entre otras medidas encaminadas a lograr dicho equilibrio, el Ejecutivo actual eliminó los impuestos a las exportaciones, redujo los impuestos al trabajo generado por las empresas, y ha llevado a cabo medidas como devolver el IVA incurrido en las inversiones en un plazo de seis meses.

Además, destacó la implantación de una ley de responsabilidad fiscal que limita el crecimiento del gasto público. Así, explicó que el Gobierno central tiene limitado el gasto público de forma que no pueda crecer en términos reales, para que así, “todo lo que crezca la economía va reduciendo el peso del sector público”. Además, las regiones que son deficitarias tienen la misma limitación, mientras que aquellas con superávit “mantienen el gasto constante pero pueden utilizar sus fondos para infraestructuras, ya que hay déficit en este aspecto”.

De esta forma, el ministro destacó que todas estas medidas supondrían una transferencia de recursos hacia el sector privado de casi 2 puntos del PIB, lo que “debería ser muy importante para mejorar la capacidad de competir de las compañías en Argentina, lo que debería redundar en más inversión y más empleo”.

En este sentido, estimó que si Argentina logra seguir creciendo al ritmo actual de alrededor del 3% por año, y se sigue reduciendo el gasto público, que se situaba en el 42% al entrar el gobierno y en 40% en 2017, va a converger al 33% en 2023, y “habremos eliminado el déficit y los impuestos distorsivos”.

“Lo más importante es que este crecimiento está llegando a la sociedad”, añadió Dujovne, para destacar que “la pobreza ha bajado del 32% al 28%, una cifra altísima, pero está bajando, y el empleo crece”.

Author: Prensa

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.