• El juez Baltasar Garzón acusó directamente al PP de estar detrás de «una cruel campaña de desprestigio» que busca su «depuración».garzon
  • El magistrado, asimismo, en un escrito de 26 páginas, advierte de que si los tres vocales Margarita Robles, Fernando de Rosa y Gemma Gallegono, jueces conservadores y ligados al PP, se apartan de este debate pedirá su recusación.

El escrito de alegaciones presentado hoy ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por Garzón declara que el Partido Popular PP busca su caída por haber investigado el caso Gurtel «una trama de corrupción que salpica a algunos de sus componentes».

«No hace falta convocar a la imaginación, ni dejarse llevar por teorías conspirativas, tan del gusto de otros, para apreciar que esas iniciativas contra mi conforman una estrategia coincidente», señaló el magistrado de la Audiencia Nacional.

«Forzar impunidad de las conductas delictivas que el juzgado osó investigar, ya sean en el marco de crímenes contra la humanidad cometidos durante el franquismo, ya sea una trama de corrupción relacionada con responsables de un partido político», acusa Garzón contra los abogados de ultraderecha y los poíticos del PP que se han hecho parte en los tres procesos que tiene en contra el magistrado: Prevaricación por investigar los crímenes de la Guerra civil, por recibir supuestamente dinero del Banco Santander  y por escuchas ilegales de los detenidos por la trama gurtel.

El juez que detuvo al dictador Pinochet, criticó al Tribunal Supremo ha iniciado «una nueva interpretación jurisprudencial extensiva respecto a los criterios de admisión de querellas, que habrá que ver si tiene alguna continuidad más allá de mi persona, según la cual basta que la querella describa un hecho no absurdo».

Garzón también solicitó en sus alegaciones al CGPJ que no proceda a su suspensión, por la admisión a trámite en el Tribunal Supremo de dos querellas en su contra, y solicitó al órgano de gobierno de los jueces que los vocales Margarita Robles, Fernando de Rosa y Gemma Gallego se abstengan en la toma de la decisión sobre su situación por tener una enemistad manifiesta contra él.

Otra razón que da el magistrado sobre De Rosa al tribunal español es que tiene «amistad íntima» con el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, político que ha sido investigado por Garzón por recibir trajes de 6 mil euros de la trrama corrupta en Valencia.

fuente: agencias