Una película que denuncia los abusos en la iglesia católica francesa, ‘Gracias a Dios’, y ganadora del Oso de Plata de la Berlinale, se estrenará en España en plena Semana Santa, el próximo miércoles 17 de abril. Será como echarle pelos a la sopa en la fiesta más importante de un país mayormente católico

El director galo François Ozon presentó en Madrid su 17 largometraje, que en Francia ha tenido una buena recepción entre los fieles católicos.

‘Gracias a Dios’ es una película de ficción inspirada en la historia de las víctimas del sacerdote de la Iglesia de Lyon, Bernard Preynat, quien ha sido acusado de pedofilia y espera juicio. Paralelamente el filme cuenta la historia de la Asociación Palabra Liberada. Esta surgió para buscar la verdad sobre los abusos que sufrieron sus fundadores mientras estaban en los scouts o en catequesis.

“La idea era dar voz a las víctimas, no hacer un juicio. Por eso rodamos con mucho cuidado, intentando ser lo más parciales y contar lo que ha sido el proceso”, explicó Ozon en los cines Golem de la capital.

El filme se rodó en Francia, Bélgica y Luxemburgo. La historia esta contada con la sensibilidad que caracteriza a Ozon. Desde el punto de vista de las víctimas para indagar en cómo vivieron su trauma. Es una interesante película y no aburre para nada pese a lo denso el tema. A medida que pasan los minutos podemos ver como las víctimas se liberan a través de la palabra y cuáles son las repercusiones familiares y sociales.

Lyon, primera ciudad católica de Francia

“Mi idea fue hacer una película sobre la fragilidad masculina ya que siempre es al revés y creo que se logró porque la historia muestra de forma sincera como los hombres se ven afectados por esta terrible acción”, señaló el creador francés.

El director reconoció en rueda de prensa que tuvo una educación católica desde muy pequeño pero la perdió pronto. “Solo rezó cuando tomo un avión”, aclaró entre risas. Destacó también que tuvo suerte de no sufrir ningún abuso pero asegura que esto pasa en todos lados, en todas las instituciones, estamentos y hay que luchar contra eso.

Sobre el título de la película, François explicó que “‘Gracias a Dios’ es una frase muy polémica en Francia, la dijo el Cardenal Philippe Barbarin justificando algunas actitudes de la iglesia frente a los abusos de Preynat”.

El caso Barbarin es una muestra de lo poco que quiere cambiar la Iglesia Católica. Si bien los jueces en Francia condenaron por encubrimiento al Cardenal, este luego salió libre. Incluso el Papa Francisco rechazó su dimisión presentada en el Vaticano. Esto se debe a que Barbarin ayudó a Francisco (son muy amigos) a llegar a la cima del poder católico.

“Esto no se entiende ya que el Papa ha echado de la iglesia a un arzobispo chileno por las misma razones y sin haber aún juicio”, criticó Ozon. “El problema de estos casos de pedofilia es la Omerta de la Iglesia que no asume los casos y que la iglesia confunde pedolfilia con homosexualidad. Eso no es así”, plantea.

Mira a continuación el trailer

¿Qué pueden esperar las víctimas de la iglesia?

François Ozon: Un generación de 70 años y mayor no puede hacer la revolución. Así que en mi opinión la iglesia cambiará a través de los fieles, no internamente.

Los protagonistas en ‘Gracias a Dios’ son los actores franceses Melvil Poupaud, Denis Ménochet y Swann Arlaud, que encarnan a tres de los personajes reales que fundaron la asociación.

Sinopsis:

Alexandre vive en Lyon con su esposa e hijos. Por casualidad, se entera de que el sacerdote que abusó de él cuando era un boy scout sigue trabajando con niños. Se lanza a un combate al que no tardan en unirse François y Emmanuel, otras víctimas del sacerdote, con el fin de “liberarse” de sus sufrimientos a través de la palabra. Pero las repercusiones y consecuencias de sus testimonios no dejarán a nadie indemne.