La memoria histórica en España no se puede olvidar aunque algunos lo intenten desde las instituciones y otros la nieguen en las redes sociales.

El fotógrafo chileno radicado en España, Ignacio Izquierdo (Santiago de Chile, 1978), resultó premiado con la medalla de oro en la bienal A Photo Reporter, el certamen de obras «de relevancia humana». Su trabajo sobre las exhumaciones de represaliados republicanos durante la Guerra Civil Española ha sido destacado por el jurado como una imagen muy poderosa de la voluntad de las familias por encontrar a sus parientes desaparecidos.

En su trabajo titulado “Memoria histórica”, con fotografías en blanco y negro, Izquierdo recorre el proceso de la exhumación de los restos del sindicalista republicano Timoteo Mendieta. En el proceso, trabajaron conjuntamente su hija, Ascención Mendieta y la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica en España.

Aquí algunas fotografías del trabajo de Nacho Izquierdo:

El fotógrafo chileno vive en España desde hace 18 años, y ha centrado su oficina en Guadalajara, a 30minutos de Madrid. Su vida la ha dedicado a recuperar la memoria histórica, tanto de Chile como de España, países que han vivido dictaduras y procesos políticos muy parecidos.

«Quise contar la historia de Timoteo, de todo el trabajo para encontrar los restos de su padre. Una memoria histórica que, como chileno, me sentí sensibilizado con el tema porque compartimos una historia parecida. Era una historia que tenía que contar», señaló Izquierdo, quien es colaborador en Chile de El Mercurio y en España, de publicaciones como El País, Público, Agencia EFE, entre otros medios.

MEMORIA HISTÓRICA: MÁS DE 100 MIL FOSAS COMUNES EN ESPAÑA

En España, hay 114.226 hombres y mujeres que permanecen en fosas comunes, sin haber sido identificados y enterrados de manera digna por sus familiares. Cumple el triste récord de ser el segundo país en el mundo en número de desapariciones después de Camboya, según un informe de Naciones Unidas.

Hay que destacar que la exhumación de restos de personas en la Guerra Civil española, que permanecen bajo tierra, es un tema bastante polémico en España. Esto debido a que el trabajo se hace en base a voluntariado, el estado no asume ninguna función ni responsabilidad en este asunto. De esta manera, tiene doble mérito el trabajo.