Destaca entre los estrenos del finde la película documental sobre Leonardo Da Vinci, uno de los hombre más admirados de la historia de la humanidad. También podemos ver en la pantalla grande el biopic del bailarín ruso Rudolf Nureyev.

Os dejamos los mejores estrenos de la cartelera de cines de España a partir del 3 de mayo.

Por María Eugenia Román

LEONARDO V CENTENARIO
DIRECCION: FRANCISCO INVERNIZZI
DISTRIBUIDORA: A CONTRACORRIENTES FILMS

Leonardo V Centenario, película dirigida por Francesco Invernizzi, llega a más de 100 cines de todo el país por tiempo limitado este lunes 6 de mayo.

El pasado 2 de mayo, se conmemoró los 500 años del fallecimiento de uno de los hombres más admirados y reconocidos de la historia de la humanidad, el maestro Leonardo da Vinci. Si bien el genio italiano fue un artista, arquitecto, humanista, naturalista y estratega militar, destacó principalmente por ser un observador incansable en busca de nuevos descubrimientos.

A través del uso de la inteligencia artificial y tras décadas de estudios y búsqueda, el documental Leonardo V Centenario logra recomponer de forma exclusiva, miles de páginas de los códices. Además redescubre con nuevas y perspicaces perspectivas las teorías y aportaciones prácticas de su trabajo.

En tanto, gracias a destacados expertos internacionales y un grupo de técnicos e ingenieros, la película arroja una nueva luz sobre las observaciones y estudios de Leonardo da Vinci. De esta manera, los espectadores tendrán la oportunidad de ver las obras del artista a través de las implicaciones modernas de su trabajo. 

La obra del gran Leonardo da Vinci está en todas partes. Por ejemplo, la industria civil y armamentística, la ingeniería, las comunicaciones, la medicina, la anatomía y el arte del siglo XXI tienen como denominador común, la investigación y el desarrollo de Da Vinci.

EL BAILARIN
DIRECCION : RALPH FIENNES
DISTRIBUIDORA : DE APLANETA

El director y actor británico Ralph Fiennes nos relata en “El bailarín” la apasionante vida de Rudolf Nureyev. Llamado también ‘El cuervo blanco’, Nureyev decidió dar el salto más grande su vida al intentar desertar de su país en busca de libertad.

El biopic del famoso bailarín ruso lo retrata desde su niñez muy pobre. A través de flashbacks Fiennes retrata también los años de juventud y rebeldía del bailarín. Todo ello le empujó a conseguir los logros que marcaron su magnífica carrera profesional.

Esta es la tercera película que dirige Ralph Fiennes, antes dirigió “Coriolanus” (2011) y “La mujer invisible” (2013). En ‘El bailarín’ muestra a esta leyenda de la danza en su intento de escape de la Unión Soviétic en 1961 durante en una gira con el Ballet Mariinski en París y contando sólo con 23 años.

El guionista David Care adaptó el libro de la escritora y bailarina Julie Kavanach “Rudolph Nureyev : The life” y para interpretar a la leyenda de la danza, Fiennes eligió al bailarín ucraniano Oleg Ivenko que debuta como actor en este papel.

El director británico no quería un doble para hacer las escenas de baile, quería un bailarín de verdad. Cuenta Fiennes que tuvo que estudiar en profundidad el mundo de la danza y para ello contó con la colaboración del coreógrafo Johann Kobberg. Este le ayudó en las secuencias largas con la cámara viajando dentro de la esencia del ballet, con escenas que muestran la ferocidad de Nureyev en el escenario. “Yo quería contar la historia de un hombre que retaba a los dioses al bailar”, dijo el director británico.

En la cinta se muestra a un bailarin arrogante, insaciable que cuando llega a París era un joven que maravillaba con su danza, y que no sabía comportarse en la vida social junto a los bailarines parisinos, verdaderos sibaritas. Adoraba recorrer las galerías de arte, se interesó por aprender inglés y rodearse de gente que le enseñara la vida occidental. Fueron seis semanas en las que Nureyev se pudo codear con las más altas esferas europeas asistiendo a fiestas conciertos. En la capital francesa también conocerá a la joven chilena Clara Saint, quien será una amiga leal que le ayudará en un momento crucial de su vida.

Nureyev realizaría su salto más importante y más complicado en París. Tras verse agobiado por la férrea vigilancia del KGB optaría por desertar de la Unión Soviética y pedir asilo en Francia. Quería la libertad y transformarse en el bailarín más famoso del mundo. Todo ello se cuenta en el biopic de Finnes con gran maestría.

El artista diría años después “abandoné mi país sencillamente por falta de oxigeno. Para redescubrir el sentido de la perspectiva que todo artista necesita si pretende continuar dando lo mejor de si mismo”.