España es el país con más plaguicidas en las manzanas

  • Greenpeace informó que ha analizado en un laboratorio independiente alemán 126 muestras de manzanas de producción español compradas en 23 supermercados de 11 países europeos y ha encontrado en las manzanas convencionales un amplio cóctel químico.
  • En las manzanas ecológicas no se ha detectado ningún residuo químico. Las conclusiones han sido recogidas en el informe “Aplicación de plaguicidas como rutina en la producción convencional de manzanas de la UE”.
  • La agricultura ecológica garantiza cultivos y alimentos saludables para hoy y mañana, señala Greenpeace, ya que protege el suelo, el agua y el clima promoviendo la biodiversidad. A su vez, no contamina el medio ambiente con agroquímicos ni cultivos transgénicos y tiene un enorme potencial para generar empleo.

Las medias más altas de residuos por muestra se encontraron en las de España (4,3) seguidas de las de Bulgaria (4,0) y los Países Bajos (3,4). En nuestro país se recogieron 14 muestras, 11 convencionales y 3 ecológicas. Todas las muestras de manzanas convencionales contenían de entre 1 y 7 plaguicidas. Las muestras fueron compradas en Madrid en los siguientes supermercados: Alcampo (3 muestras, 2 convencionales y 1 ecológica), Carrefour (3 convencionales), E. Leclerc (2 convencionales), Lidl (2 convencionales), Mercadona (2 convencionales), NaturaSi (2 ecológicas y de Km 0). Excepto NaturaSi, solo un supermercado ofrecía manzanas ecológicas de producción nacional (Alcampo) y otro (Carrefour) las ofrecía, pero eran importadas. Las manzanas españolas son las segundas con más número de residuos, en concreto las de Carrefour y Mercadona, con 7 plaguicidas.

manzanas contaminadas con plaguicidas

manzanas contaminadas con plaguicidas

Por otra parte en las manzanas de Alcampo se hallaron restos de difenilamina, un plaguicida cuyo uso no está aprobado en la UE. Este químico se puede utilizar como tratamiento después de la cosecha en países no pertenecientes a la UE. Por tanto, dado que el nivel hallado fue bajo, es posible que su presencia se deba a una contaminación cruzada mientras se almacenaron o empaquetaron juntamente manzanas procedentes de la UE y de países no pertenecientes a la UE.

El informe señala que las manzanas analizadas procedían, además de España de Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Eslovaquia, España, Francia, Italia, Países Bajos, Polonia y Suiza. De ellas, 109 procedían de la producción convencional y 17 eran ecológicas. Se analizó una amplia gama de sustancias químicas y el 83% de las muestras de manzanas convencionales (91 muestras) contenía uno o más residuos detectables y el 60% contenía dos o más.

En total se encontraron 39 residuos de plaguicidas diferentes, todos ellos por debajo de los límites permitidos. Ninguna de las muestras ecológicas contenía residuos detectables.

Peligros de los plaguicidas

La mitad de los plaguicidas encontrados se sabe que es tóxico para los organismos acuáticos, como las pulgas de agua y peces, y para las abejas y otros insectos beneficiosos. Es importante recordar que las manzanas tienen una gran dependencia de los insectos polinizadores como las abejas y, en su ausencia, pueden darse pérdidas de producción de hasta un 90%. Por otro lado, con numerosos plaguicidas con propiedades bioacumulativas, impactos sobre la reproducción u otras propiedades peligrosas, y con numerosas lagunas en los datos, los riesgos potenciales para la salud humana no pueden ser descartados por completo.

“Los plaguicidas químicos están presentes desde el campo hasta el plato. El cóctel químico que hay en las manzanas analizadas por Greenpeace es solo un ejemplo de lo que puede estar pasando con el resto de alimentos provenientes de la agricultura convencional” ha afirmado Luís Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace. “Greenpeace insta a los supermercados a que eliminen gradualmente los plaguicidas tóxicos en la producción de frutas y verduras, que apoyen a los agricultores y agricultoras a cambiar al modelo ecológico y que amplíen su oferta de productos ecológicos locales” ha añadido Ferreirim.

La diversidad de las sustancias encontradas refleja que en el cultivo convencional de manzanas se usa rutinariamente plaguicidas. Teniendo en consideración ésto junto con la falta de datos acerca de los posibles impactos de los cócteles químicos en el medio ambiente o en la salud humana, las preocupaciones son significativas. Tampoco es aceptable que los agricultores y agricultoras, esos que nos dan de comer cada día, y sus familias tengan que estar expuestos a la carga tóxica derivada del sistema de agricultura industrial.

Algunos de estos plaguicidas se consideran altamente persistentes y tienen el potencial de bioacumulación. Esto significa que una vez que se liberan en el medio ambiente, se descomponen lentamente y pueden ser absorbidos y acumulados por una variedad de organismos a lo largo de la cadena trófica y provocar un daño generalizado a todo el ecosistema. Este análisis de Greenpeace confirma los resultados obtenidos a partir de muestras de agua y suelo tomadas a principios de este año en los cultivos de manzanos en toda Europa, donde también se encontró un amplio cóctel de residuos de plaguicidas .

 

Author: Prensa

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.