• Más de 4 millones de desempleados, rebaja de sueldos en el sector público, aumento de años de trabajo de 65 a 67 años. La crisis sin duda la pagan los ciudadanos de a pie. Pero que pasa con los políticos, ex presidentes, ex diputados que siguen cobrando una pensión vitalicia que pagan todos los españoles.
  • ¿Por que no se crea una nueva ley de pensiones para los ex diputados y los ex presidente que cotizan 10 años y reciben una vitalicia? Sin duda, es necesario generar cambios en este sector tan criticado en el último tiempo tras conocerse la corrupción que acecha a los partidos más grandes del país como PSOE y PP y a la dura crisis que estrangula al pueblo hispano.
  • Ahora se conoce que los ex presidentes del Gobierno José María Aznar y Felipe González perciben cada uno cerca de 80.000 euros brutos anuales de los Presupuestos Generales del Estado, una retribución con carácter vitalicio en razón del cargo desempeñado y que ahora se le unen los sueldos que recibirán de las eléctricas Endesa y Gas Natural Fenosa (200 mil y 150 mil respectivamente) quienes les acaban de contratar para hacer lobby internacional.
  • Los parados españoles se pregunta otra vez,  ¿es incompatible?, pues no lo es. Algo huele mal cuando los políticos nos piden esfuerzos y que debemos ajustarnos el cinturón, pero ellos no se cortan al momento de recibir su privilegios.
  • Por otro lado, tras la imposición del gobierno de Rodríguez Zapatero a los sindicatos sobre la necesidad de reformar el sistema de pensiones español, es necesario recordar que los diputados hispanos están blindados frente a esta reforma ya que tan sólo necesitan once años de ejercicio para cobrar la máxima pensión: 2.466 euros al mes en 14 pagas. ¿Qué pensarán los 4 millones de parados y los pensionistas sobre los beneficios de los políticos?
  • En tanto, un ciudadano español tiene que cotizar un mínimo de quince años para obtener la pensión más baja (587 euros al mes en catorce pagas; o 725 euros al mes si tiene un cónyuge sin renta), y 35 años de cotización para poder obtener, según su renta, la pensión máxima (2.466 euros en catorce pagas)

Múltiples críticas ha generado la compatibilidad entre la ‘pensión’ vitalicia y el hecho de poder seguir trabajando como lo hacen los ex presidentes , el popular José María Aznar y el socialista Felipe González.

Las fuerzas políticas minoritarias en el Congreso de Diputados, con sede en Madrid, han criticado este hecho tras conocerse que los dos ex presidentes recibirán un alto sueldo por formar parte de las citadas compañías eléctricas , por ejemplo, 200.000 euros anuales en el caso de Aznar y en torno a 126.500 euros en el de González.

Según recogen las cuentas públicas para este año, la asignación total para los ex presidentes Adolfo Suárez, Felipe González y José María Aznar es de 238.010 euros, lo que supuso una reducción del 12% respecto a los Presupuestos de 2010 y, por tanto, de 10.000 euros en esta pensión vitalicia que recibe cada ex mandatrio, informó EFE.

El problema es que los políticos nunca legislan contra ellos sino siempre contra sus ciudadanos. Y luego les piden los votos. Ahora bien, la legislación actual no pone condiciones a que los ex jefes del Ejecutivo puedan ocupar cargos en la empresa privada como asesor externo o como consejero, que ha sido el caso de Aznar y González respectivamente, y a la vez seguir recibiendo el salario público que le otorga anualmente el Estado.

Ese reparto implica que los ex presidentes cobran una asignación alrededor de 2.000 euros superior al salario anual que las cuentas públicas de este año prevén para el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero: un total de 78.185,04 euros en concepto de retribución.

Los partidos presentes en el congreso español como los nacionalista catalanes ERC, la Izquierda Unida de Madrid y los gallegos nacionalista de BNG cuestionaron la ética de ambos ex mandatarios por haber aceptado formar parte de empresas habiendo participado en el pasado en sus respectivos procesos de privatización y por recibir los sueldos antes mencionados en plena crisis económica.

Pero ellos mismos, los dipùtados, recibirán una pensión vitalicia por trabajar sólo 10 años, a diferencia de un español de media clase que debe trabajar más de 15 años y ganar más de 750 euros para recibir el mínimo de retribución.

Los diputados y senadores españoles también deberían ver su ombligo y rechazar su pensión vitalicia o rebajarla porque siempre podrán seguir trabajando o como en el caso de Aznar y González, podrán ser contratados por una empresa de su pueblo para que hagan lobby a favor de ellos.

Sin embargo, es mejor mirar para el lado y acusar a los ex ejecutivos de la monarquía española. Por eso, estas agrupaciones han pedido que se reforme la Ley de Incompatibilidades de los ex altos cargos del Gobierno cuya ética pública, en el caso de los ex presidentes del Ejecutivo, debería ser «más estricta», en palabras del portavoz de los nacionalistas gallegos en el Congreso, Francisco Jorquera, o incluso suprimir directamente las retribuciones públicas, como ha pedido Rosa Díez.

El Partido Nacionalista Vasco también ha reclamado este hecho y su portavoz económico en la Cámara Baja ha emplazado a los citados ex presidentes a «reflexionar» sobre su «vergonzoso» ‘fichaje’, por el que, según ha destacado, cobrarán un sueldo que duplica al que recibían cuando fueron presidentes del Gobierno.